Connect with us

Hola, ¿Qué estás buscando?

El Aconquija
Belén

Política

Belén, sin plan B para la pandemia

La situación en Belén y el interior no debería sorprender a nadie.

El sistema sanitario es precario para enfrentar la pandemia. El plan A es derivar desde el interior al Hospital “Dr Carlos Malbrán” en SFVC a los pacientes complicados por el covid-19. No hay Plan B para Belén, a no ser que se defina de ese modo a 4 camas de terapia intermedia, un médico terapista y solo 4 respiradores en caso de agravarse el panorama en la Cuna del Poncho. La situación del interior no debería sorprender a nadie pero nos coloca frente a una realidad dolorosa.

La única respuesta para la Catamarca profunda es que todos los pacientes con coronavirus van a ir a parar al “Malbrán”. Más de 300 kilómetros desde Belén hacia la capital. La cantidad de pacientes que podrían derivarse no dejan de disparar interrogantes a las autoridades que tienen una sola y única solución, la capital. El interior no puede hacer frente a situaciones complejas desde hace décadas, menos podría estar mínimamente estar preparado para una pandemia.

La falta de personal sanitario y policial es otra deficiencia que quedó expuesta desde que se detectaron los primeros casos de covid-19 en Belén. El seguimiento a la cantidad que podrían haber tenido contacto con los positivos dejó mal parada a las autoridades. Es ridículo intentar hacer frente a tamaña demanda con un número de miembros que ya era insuficiente antes de que el virus se hiciera presente en el país y la provincia.

Las bendiciones divinas y la protección mariana han hecho que Catamarca fuera la última provincia en confirmar coronavirus, como si fuera poco que no se registraran muertos por covid-19. Pero es una cuestión de sentido común y lógica. Con los recursos materiales y humanos que hay en el interior de Catamarca es como ir a la guerra con una honda.

Desde que asumió la nueva gestión jalilista se equipó con ambulancias a muchos pueblos del interior provincial para calmar un viejo reclamo social pero se precisa de medidas más eficientes y contundentes para darle batalla a un enemigo tan poderoso. La foto de rigor para presumir la gestión política es una vergüenza sanitaria. Lo lamentable es que es demasiado tarde para muchas cosas. Tal vez hay más esperanza en que un científico algún día descubra una vacuna para el covid-19 que estas pobres realidades catamarqueñas cambien con esta calidad de políticos.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *