Connect with us

Hola, ¿Qué estás buscando?

El Aconquija
Funcionarios
Natalia Dusso

Opinión

Otra funcionaria pide que no la molesten fuera de horario administrativo

A los funcionarios no se los encuentra por ningún lado.

Ya era difícil dar con los funcionarios después de las elecciones. Ahora con la pandemia peor, no se los encuentra por ningún lado y cuando se logra dar con ellos te patean para otro día o ya no te conocen a pesar que muchos militantes caminaron el barrio pidiendo el voto para ser gobierno. Al asumir las cosas cambian bastante. Los funcionarios se suben al pony y hasta ponen horario para atender a la demandante y molesta masa que no deja dormir ni compartir con la familia.

Antes había una fuerte convicción de que un funcionario es funcionario las 24 horas, que no tiene días ni horarios, fin de semana ni vacaciones porque sabe que la política es una cuestión de vocación casi sacerdotal. Implica sacrificar aspectos personales por decisión propia (jamás obligados) para estar a disposición de los vecinos justamente o sobre todo cuando los demás no están disponibles.

Todo eso es un mito o un verso que se hace de campaña porque la realidad es que los que viven de la política luego no tienen tiempo para nosotros y tampoco les preocupa cumplir a corto plazo. Ayer una mujer se quemó a lo bonzo porque una funcionaria de apellido Argerich que antes la atendía a toda hora la bloqueó en su teléfono, la dirigente reclamaba que le estaban dando la mitad de lo que figuraba y mercadería en mal estado o pasada para un comedor.

El último caso que se conoció por las redes sociales es el de Natalia Dusso pero es solo paradigmático, hay cientos de ejemplos, en capital y el interior. Los políticos sabían que no iban a tener vida porque así es. Es como si la enfermera o el policía se quejaran porque no pueden estar con la familia porque tienen que trabajar. Cuando se formaron tenían conocimiento que muchas horas pasarían fuera de casa y que no podrían compartir momentos familiares claves.

“Somos seres humanos” y “también nos equivocamos” por lo que “podemos cometer errores” (como romper la cuarentena) repiten los funcionarios de medio tiempo (casi digo de medio pelo) agregando que “tienen familia” por lo tanto es totalmente desubicado de su parte llamarlos fuera de horario administrativo o un sábado o domingo o un feriado largo. ¡Están locos! ¿No se dan cuenta de que interrumpen el asado?.


Por Juan Carlos Andrada
Especial para El Aconquija

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *