Connect with us

Hola, ¿Qué estás buscando?

El Aconquija
Desarrollo Social
Desarrollo Social

Política

Desarrollo Social: Quieren dar de baja personas en los comedores

El ajuste se hace en todas direcciones sin importar las consecuencias

Los economistas muchas veces aparecen sin empatía con la gente. Los técnicos, al filtrar todo por el criterio costo-beneficio, pretenden reducir situaciones sensibles a meros números. Por caso, los nuevos funcionarios de Desarrollo Social pretendían depurar el padrón para excluir personas de los comedores con el objetivo de mostrar más eficiencia y menos gasto en el ministerio que conduce Marcelo Rivera.

La puja entre economía y política es vieja. La historia muestra que cuando la economía prima sobre la política, el ajuste se hace en todas direcciones sin importar las consecuencias. Sobre todo en el sector más vulnerable de la sociedad. Así, la secretaria de Inclusión y Economía Popular, María Argerich, pensó en un entrecruzamiento de datos para dar de baja a personas de los padrones con otros beneficios para que le cierren los números en el organismo, en realidad en los comedores van más personas de las que figuran.

Es raro que una Secretaría que sea de “inclusión” lleve adelante una operación de “exclusión” por un criterio economicista, nada que ver con el Peronismo (supuestamente). La contradicción en el concepto recuerda a la otra: “Desarrollo Social”. El ministerio que conduce Rivera no tiene nada de “desarrollo” social, se traduce o se queda en puro “asistencialismo”. Históricamente ha sido un área cuyas banderas el Justicialismo se jactó de levantar.

El tema podría justificarse, si ese beneficio que le quitan a un vecino fuera para otro más necesitado. Pero no para cumplir con compromisos políticos o con la idea de reducir costos. Si a ellos como funcionarios no les alcanza teniendo telefonía gratis, vehículo gratis, combustible gratis, etc, etc, imaginemos la gente común que, pueden cobrar un plan y recibir un bolsón también, pero, igual no les alcanza.

Convengamos que un bolsón con 7 o 10 productos puede durar una semana, con suerte. Lo que El Aconquija dio a conocer ayer y que indignó a los lectores es que justamente Argerich puso militantes para controlar y recoger el “sobrante” de los comedores. Productos que eran reutilizados para cenar 1 noche en la semana. Nadie sabe qué hacen con las sobras, si se lo llevan los militantes a modo de pago, o les dan esas a sobras a otras personas con el mismo criterio economicista.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *