Connect with us

Hola, ¿Qué estás buscando?

El Aconquija
Covid-19
Penal de Miraflores

Política

Dio positivo Covid-19 en el Penal de Catamarca

Se trata de un guardiacárcel.

El fantasma del Covid-19 se pasea por las instituciones. De acuerdo al testimonio al que accedió El Aconquija el domingo pasado un guardiacárcel tenía fiebre y a la noche continuo con temperatura. El médico del Servicio Penitenciario se presentó y constató el estado del hombre. Le hicieron el hisopado y se confirmó el positivo para coronavirus. Tarde o temprano iba a pasar pero el tema de discusión ahora es cómo reaccionaron las autoridades y qué medidas se tomarán.

Por caso, ese día hicieron que el sargento se retire a su casa. Algunos sostienen que no debería haberse ido a su domicilio para no poner en riesgo a la familia sino a un lugar de aislamiento hasta tener el resultado. Ahora le dieron el estudio y dio positivo de Covid-19, el problema por otro lado es que se trata de la guardia completa, comen juntos, duermen en dos piezas, etc. La condiciones laborales potencian la cadena de contagio.

No solo los guardiacárceles están preocupados, también los familiares de los internos por el inevitable contacto entre los presos y el personal del Servicio Penitenciario. Ambos están molestos con las autoridades porque era previsible que se activara el protocolo por lo que las medidas preventivas debían endurecerse. El director del Penal es Daniel Romero y se encuentra reunido con sus colaboradores más cercanos en contacto con la ministra de Salud, Claudia Palladino, para determinar los pasos a seguir. (ampliaremos).

El personal penitenciario y los familiares de los internos sostienen que se intentó tapar el sol con el dedo. Confirmada la noticia, adentro es una olla a presión porque la desesperación gana las voluntades por lo que las autoridades piden fundamentalmente no perder la calma para controlar la cadena de contagio. Otro tema sensible es el contacto entre los guardiacárceles y los presos, algo que merece aclaración oficial o la verdad lo antes posible.

El personal afirma que era inevitable el ingreso del coronavirus en el Penal de Catamarca pero se insiste en que hubo negligencia o desidia. Entre 35 y 40 guaridas esperan por el testeo y los presos por otro lado también reclaman atención, temen que los alcance el virus. El Gobierno emitió rápidamente un comunicado para calmar a la población carcelaria pero por ejemplo ese día hubo una reunión donde no hubo distanciamiento.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *