Connect with us

Hola, ¿Qué estás buscando?

El Aconquija

Información general

Tensión por casa del IPV usurpada porque los dueños viven en Tucumán

Los dueños de la casa usurpada serían de Tucumán.

No puede haber casa del IPV deshabitadas. Si la gente no la habita deberían ser quitadas o pasadas a personas que realmente las necesitan. Resulta que en Los Altos al parecer le dieron una casa a una familia tucumana. Por lo que en los últimos días una familia al verla abandonada entró. La usurpación está penada por ley pero entregar las viviendas a personas que no lo necesitan también es un delito. Esto es por parte de quién la da y quién la recibe. Hay tensión en este momento.
De acuerdo al Correo de lectores de El Aconquija, en la localidad de Los Altos, Este catamarqueño, en el barrio conocido como “Virgen del Valle”, una casa del IPV permanecía abandona por lo que una familia de la zona tomó la decisión de habitarla junto con un menor. En total son 3 integrantes de la familia, ella es de apellido Ruiz y él de apellido Argañaraz, el menor tiene 6 años. Aseguran estar inscriptos en la Vivienda hace década y media.

Video de como estaba la casa abandonada


El problema es que la policía llegó para pedir que desistan de la usurpación y dejen la casa porque aparecieron los supuestos dueños que viven en Tucumán, la mujer dice ser una nieta de la familia Leguizamón. Se enteraron de que alguien había entrado a la casa del IPV que tienen en Los Altos en Catamarca y volvieron para reclamar la propiedad de la vivienda. La situación es difícil, sobre todo en estos tiempos de pandemia. Ella viene de Tucumán y debe hacer cuarentena.
Ruiz sostiene que está inscripta hace 15 años en la Vivienda y que no habitar una casa es un despropósito, una falta de humanidad, una ofensa a los catamarqueños que andan cielo y tierra para conseguir un techo. Darle una vivienda a una familia tucumana o que viven en Tucumán o que no habita la casa que les dieron en Catamarca implica que algo no hizo bien el Gobierno. Tarde o temprano la falta de eficiencia, el favoritismo, amiguismo o la trampa salta.
La casa estaba abandona, ratas, cucarachas, mugre. Los Leguizamón se preocuparon y volvieron de Tucumán denunciando usurpación. La policía de Los Altos le pidió a la familia usurpadora que desalojen. La familia Ruiz-Argañaráz limpió el lugar y pide que las autoridades del IPV se hagan presentes y que intervenga un fiscal. Además preguntan cómo entró a Catamarca Leguizamón viniendo de una zona de alto contagio por el covid-19.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *