Connect with us

Hola, ¿Qué estás buscando?

El Aconquija
Jalil
Jalil

Opinión

El corpaccismo no se banca que Raúl sume radicales

Opinión por Juan Carlos Andrada.

Y un día reapareció el ingeniero Hugo Naranjo y encima amenazando que quiere renunciar al Partido. El ministro Jorge Moreno estuvo por Santa María y reiteró el mensaje político de apertura del Gobernador. No se reunió con el exAdministrador de Vialidad Provincial porque, no solo no importa si renuncia Naranjo, sino que, tal vez, sea mejor que renuncie para los fines del gobierno peronista o la administración que encabeza Raúl Jalil.

Es que además Naranjo no es el vocero más indicado. Se fue por la puerta de atrás de Vialidad Provincial investigado por corrupción, así que, si se va más lejos, nadie lo va a extrañar. Recordemos asimismo que fue oportuna y feliz la complicidad del sindicado que por entonces estaba bajo la conducción de Sergio Berrondo. El apartamiento de Naranjo fue casi en paralelo con la intervención del sindicato por el abogado Pablo Vega.

Es toda una trama si uno comienza a atar cabos. Naranjo metía las manos en la lata y Berrondo se hacía el zonzo. Aunque muchas veces amenazó patear el tablero, quiere su reivindicación por no haber sacado los pies del plato. Adelanto que uno de los más interesados en que Berrondo vuelva al sindicato es el diputado Isauro Molina (corpaccismo bobo). Molina, íntimo amigo de Corpacci, es padrino de Berrondo. Para lo que no saben, Isauro tiene una hija de Berrondo “trabajando” en Diputados.

La investigación de la corrupción en Vialidad Provincial está parada. Estuvo bajo el lamentable criterio del doctor Sago y luego pasó a las manos inexpertas del joven militante Barros Jorrás, hijo del exministro Daniel Barros. Para colmo, uno de los integrantes de la Corte es hermana de Isauro, me refiero a la doctora Vilma Molina. El núcleo de corrupción que gira en torno a Naranjo esconde otros dirigentes del peronismo que para la nueva administración jalilista es mejor perderlos que encontrarlos.

Algunos corpaccistas se revelaron porque no les gusta el control o porque Jalil –dicen- está designando radicales. Van en contramano de muchas acciones oficiales del Gobierno. Mientras Isauro Molina anda detrás de otra intervención al gremio de VP, es decir intervención de intervención, Jalil y funcionarios acompañaron al doctor Vega en la remodelación y puesta en valor del edificio del sindicato de Vialidad.

Les molesta la designación de radicales porque ni Naranjo ni los peronistas díscolos o enojados entienden la jugada del Gobernador. Cuando Raúl suma radicales implica que no podrán volver a su partido, atomizando al Radicalismo cada vez más y generándole más chances electorales al Peronismo. Será Lucia entonces la que manda a renunciar. El corpaccismo no sé banca esa apertura de Jalil.

Por Juan Carlos Andrada
Especial para El Aconquija.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *