Connect with us

Hola, ¿Qué estás buscando?

El Aconquija
Jalil

Política

En plena pandemia, la Corporación Jalil compró el hotel Arenales

El tradicional hotel está ubicado en el corazón de SFVC.

En plena pandemia, la familia del Gobernador, Raúl Jalil, compró el tradicional Hotel Arenales ubicado en el corazón de SFVC. La operación millonaria se concretó en los últimos días y el mismo Fernando Jalil, hermano del Primer mandatario y funcionario en YMAD, encabezó las reuniones con los empleados del hotel. La Corporación Jalil copó la salud casi el punto de monopolizarla, además de la red de farmacias, ambulancias y clínicas, las inversiones alcanzaron a la industria automotriz, el negocio inmobiliario, la agroindustria, etc, etc.

El poder económico y el crecimiento de la familia del Gobernador es extraordinario, aun en pandemia factura millones de pesos. El Aconquija ha informado que entre sus clientes se encuentra el propio Estado y las mineras. La expansión en todas direcciones convierte al grupo Jalil en el más importante de Catamarca. Ya había puesto un pie en el Hotel Amerian, ahora adquirieron el Hotel Arenales en una operación millonaria.

Los Jalil les alquilan edificio y las ambulancias a las mineras que extraen litio en Fiambalá y Antofagasta. Le venden servicios a PAMI con las ambulancias Vital. Las Clínicas trabajan con las obras sociales, entre ellas OSEP. Automotores Jalil se ocupa de financiar para que los catamarqueños tengan su O Km, las farmacias Red Colón se encuentran ubicados en puntos estratégicos en toda la ciudad. Largo sería detallar los negocios en los que ha incursionado la Corporación de la que forma parte el Gobernador.

Está pendiente cómo es que el Primer mandatario atiende los intereses de la comunidad catamarqueña y los compatibiliza con los intereses de la Familia Jalil, la cuestión es tan delicada que Raúl se paga a sí mismo (o a la Corporación de la que forma parte). Por caso El Aconquija publicó muchas notas sobre vehículos y ambulancias comprados en Automotores Jalil. Estos van a parar en los municipios del interior provincial, un regalo para los intendentes que se paga con plata del Estado.

Mientras otros cierran porque no pueden sostenerse por los efectos adversos de la pandemia, la Corporación Jalil se expande y crece. Se supone que el Gobernador conoce el secreto de ese éxito económico. Se espera que la sociedad goce de cierto bienestar económico aun con el coronavirus amenazando a los catamarqueños. De lo contrario, si pasa la gestión Jalil y el pueblo sigue tan o más pobre que antes mientras la familia del Primer mandatario multiplicó extraordinariamente sus bienes, alguien tendrá que explicar dónde radica la diferencia. También por qué la gente creyó semejante barbaridad.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *