Connect with us

Hola, ¿Qué estás buscando?

El Aconquija

Espectáculos

Informe psiquiátrico del atacante de la bailarina Julieta Antón

Se dio a conocer el estado mental del agresor de la bailarina.

Los peritos psiquiátricos elevaron un informe del joven de 30 años que durante la tarde de ayer atacó a su profesora de baile en el Barrio de Belgrano. El atacante de Julieta Antón fue identificado como Sebastián VIllareal. La policía logró detenerlo en el momento justo mediante un impacto de bala. Motivo por el cual tuvo que terminar hospitalizado. En el día de hoy se dio a conocer un panorama médico sobre el estado mental del atacante.

Los peritos recomendaron que sea internado inmediatamente en algún establecimiento neuropsiquiátrico para ser tratado: “Se considera el diagnóstico presuntivo de descompensación psicótica en trastorno psicótico crónico y retardo mental”, señalaron. El centro de Salud Mental en el que se encuentra internado también dio a conocer un parte médico e informó sobre detalles del comportamiento de Villareal.

“El hombre dice padecer “alucinaciones auditivas” y “visuales”, de las cuales “se defiende rezando, respirando y bailando”. Además, se determinó que se encontraba “vigil, lúcido, angustiado, pueril, globalmente orientado, con conciencia de situación y sin conciencia de enfermedad, colaborador activo, con pensamiento de curso normal y contenido concreto”. También, el acusado refiere padecer las alucinaciones mencionadas con “ideación delirante persecutoria focalizada en un pai umbanda con el cual habría una causa de abuso sexual en la UFI 10 o 12, de la Plata”.

El equipo médico encargado de analizarlo dio algunos detalles que pueden dar un poco más de luz a la causa: “Presenta “fases de enamoramiento-desilusión –paraje al acto, focalizada en la docente ´Juli´ de baile, con juicio desviado”. Este estado llevó a Villareal a atacar a su profesora de Baile, que sufrió varias heridas, en su cabeza y brazos. No solo ella sufrió el ataque, también lo hizo la dueña del local que trato de ayudar al la docente.

La policía llegó al lugar y dieron el aviso de alto en tres oportunidades, como marca el protocolo. La no tener respuesta por parte del agresor, tuvieron que disparar. En eso momento el joven soltó a su profesora y pudo recién ser detenido por los efectivos que llegaron a tiempo al lugar. El fiscal dio un giro en la caratula de la causa.  Lo que en un principio se trataba de un posible delito de lesiones agravadas por violencia de género, ahora se convirtió en tentativa de femicidio reiterada.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *