Connect with us

Hola, ¿Qué estás buscando?

El Aconquija
Delegado municipal

Información general

Delegado municipal alquila casa a medio terminar y sin baño a 30 cosecheros

La inmundicia y el mal olor fueron denunciados por los vecinos.

La situación está bastante dura. Algunos creen que hay que manotear cualquier cosa porque la pandemia hace estragos a nivel económico. Los lectores de El Aconquija comentaron que en Alijilán el delegado municipal, Jorge “Kitún” Salas, le alquila a cosecheros que llegaron para levantar el arándano una casa que no está terminada y que por tanto no tiene baño. La inmundicia y el mal olor fueron denunciados por los vecinos.

El funcionario municipal tiene hacinados y en condiciones precarias a 30 trabajadores golondrinas en su propiedad aprovechando la impunidad oficialista.
“Le comento que Kitun Salas de Alijilán alquiló su casa que no está terminada. No tiene baño a gente que vino para la cosecha de arándanos. Allí le mando la foto donde estas personas utilizan un sito baldío para hacer sus necesidades”. El vecino asegura que el mal olor es insoportable. También que la comuna que conduce Rafael Olveira debería intervenir para frenar los atropellos del delegado la comunidad. Tiene que establecer normas sanitarias estrictas por el covid-19.

De acuerdo a lo que sostienen los vecinos, Kitún incluso sacó camas de la Hostería para llevarse a la vivienda a medio terminar donde descansan los cosecheros. Sin embargo el problema más grave sería el sanitario. En la foto enviada por los lectores de El Aconquija se puede observar excremento humano y papel higiénico tirado por todos lados que el viento luego desparrama en la zona. Los comentarios no le preocupan al delegado municipal porque lo recaudado servirá para terminar la casa así no hablan más.

Salas fue noticia en El Aconquija por la intimación de deuda a vecinos que tienen a sus seres queridos en el Cementerio. El delegado municipal les cobraba sumas exorbitantes a los familiares de los difuntos que apenas sobreviven por la pandemia. Además en su momento también pretendía un aumento por la tarea de faena en el matadero municipal, una instalación mugrienta que nadie sabe por qué no es clausura también por falta de higiene.

Se entiende la necesidad económica tanto de los cosecheros como el apuro del delegado municipal por hacer unas monedas en este contexto de crisis económica, el tema no es que dejen de trabajar, sino que se haga con normas de seguridad donde la higiene también sea parte del negocio. Dejar afuera el aspecto sanitario cuando transitamos una pandemia es una irresponsabilidad individual e institucional con consecuencias incalculables para la sociedad.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *