Connect with us

Hola, ¿Qué estás buscando?

El Aconquija
comedores
comedores

Información general

Bajarían los comedores emergentes para dar un aumento a otros con el mismo presupuesto

El criterio economicista de Desarrollo Social en pandemia

El criterio economicista en el Ministerio de Desarrollo Social genera reacciones y malestar fundamentalmente “abajo”, en el sector más vulnerable, en los pobres e indigentes de Catamarca. Ahora resulta que quieren dar de baja a los comedores emergentes para anunciar un aumento para los otros comedores sin modificar el presupuesto. Durante la etapa de elecciones se habilitaban comedores, pero, a pesar de que hoy transitamos una pandemia, no faltan quienes piensan en “ahorrar” unos pesos.

El sentido común diría que no es momento de ahorrar cuando la gente no tiene para comer. Ayer El Aconquija publicó que los comedores manejan 15 pesos por persona de lunes a viernes. Sábado y domingo no son contemplados como día de comida. A veces, se puede cenar porque hay otros programas vigentes, pero trascendió también que serían reajustados, precisamente porque “coexisten” con el que ya proporciona el almuerzo.

Es decir que la tendencia economicista aplicada en Desarrollo Social busca que sea una sola comida (almuerzo) en días hábiles, desentendiéndose de la cena y de los fines de semana, algo que se procuraba con programas nacionales. De todas formas son montos absolutamente desactualizados que no alcanza para nada. Con 15 pesos por día no come nadie. Ningún vecino ni político podría cocinar con 60 pesos para 4 integrantes de la familia. Es simplemente un absurdo y una falta de respeto.

Es como esas tarjetas que acreditan 500 pesos mensuales a los beneficiarios, el mes que se acuerdan porque no todos los meses lo hacen. Aun así con ese monto insignificante las radios locales dan el anuncio de la acreditación como si fuera gran cosa. No es cuestión de ser desagradecidos, pero volviendo al hecho de ponerse en el lugar, los funcionarios que hablan de justicia social, no irían al supermercado con quinientos pesos a hacer una compra para todo el mes. 500 pesos gastan cada vez que van al café de la esquina.

Volviendo al tema central, dar un aumento para los comedores solo lo conciben ajustando o cerrando otros. La excusa es siempre el presupuesto, no hay plata. Ante la versión, los dirigentes barriales ya se encuentran en estado de alerta y muy molestos con el ministro Marcelo Rivera que está desaparecido. Mientras tanto la funcionaria María Argerich no ve las horas de aplicar lo que sabe técnicamente para gastar menos, justo cuando el covid-19 hace estragos.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *