Connect with us

Hola, ¿Qué estás buscando?

El Aconquija
Club

Información general

Los materiales nunca llegaron al club, ¿fueron a parar a la casa del funcionario?

La falta de transparencia va de la mano de la impunidad de los dirigentes.

La modalidad de meter funcionarios en los clubes se da por cuestiones electorales o para manotear la caja de estas instituciones deportivas. La falta de transparencia va de la mano de la impunidad de los dirigentes que responden al Gobierno municipal o provincial. Por caso en el este catamarqueño en 2018 se compraron materiales que nunca llegaron al Club Deportivo Alijilán. En muchos casos esos recursos van a parar en las propiedades de algún funcionario para terminar quinchos y/o casas.

Hablamos del delgado Jorge “Kitún” Salas. De acuerdo a la información a la que accedió El Aconquija, a fines del 2018 le dieron al club 100 mil pesos que se gastaron en materiales que nunca llegaron a la institución. En ese momento con ese dinero se compraron muchas cosas en un corralón de la zona. Por ejemplo 98 bolsas de cemento, cada bolsa salía 236 pesos, es decir las 98 costaron $23.128. Además 57 barras de hierro del 10, cada barra costaba 366 pesos, las 57 importó 20.862 pesos.

De acuerdo siempre al detalle de los materiales que nunca se entregó al Club Deportivo Alijilán y con precios de esa fecha, hay que ver dónde fueron a parar 39 barras del 8, cada barra a 230 pesos, las 39 barras $ 8.970. Asimismo figuran 83 barras del 6, cada barra a 132 pesos, las 83 barras costaron 10.956 pesos. Por otro lado, figuran 15 barras de hierro del 12, cada barra a 512 pesos, las 15 barras a 7.866 pesos. 27 viguetas de 4 m. cada una a 359 pesos, las 27 costaron $9.693.

120 Bovedilla Telgopor, 110 cada una, las 120 costaron $13.200. 5 mallas sima, cada una $2.938 pesos, las 5 mallas 14.690 pesos. Se pagó con un cheque Nº 00000020, el 07/08/18, el monto fue de $100.000. En el presente año el presidente “Kitún” Salas del Club de Alijilán que además es delegado municipal en la comuna que administra Rafael Olveira recibió otros $500.000 de parte de la Dirección de Deportes de la provincia. No hay control de lo de antes y recibe más plata, tal vez estemos frente a otro misterio donde lo público va para abajo y los políticos para arriba porque no dejan de construir.

Salas es el delegado ideal para Olveira porque incurre en una serie de irregularidades sin cesar. Se aprovecha descaradamente y goza de la impunidad que le brinda el paraguas del intendente que, más que un jefe comunal, parece el jefe de una banda delictiva. Mientras no haya justicia o se investigue a fondos estos delitos contra el Estado, la corrupción seguirá matando instituciones, e incluso, la esperanza.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *