Connect with us

Hola, ¿Qué estás buscando?

El Aconquija
Fernando Ravetti
Fernando Ravetti

Política

Fernando Ravetti con Covid-19, sin barbijo y exigiendo tomografía en el HSJB

El funcionario y esposo de la intendenta de Valle Viejo protagonizó un escándalo en el hospital.

Fernando Ravetti, funcionario y esposo de la intendenta de Valle Viejo, Susana Zenteno, protagonizó un escándalo en el Hospital San Juan Bautista (HSJB). Pretendía una tomografía sin el pedido de un médico. Andaba con el barbijo mal puesto y por momentos sin barbijo. Entre los empleados circuló la versión de que estaba con covid-19. Se paseó por todos lados hasta que se le hizo la excepción para practicarle el estudio. La historia contada por El Aconquija, el diario de confianza de los catamarqueños.

Sucedió tipo 9 y media de la mañana del día de la fecha. Primero no tenía la orden del médico por eso hizo decir con prepotencia que era “de parte de Fernando Ravetti y Zenteno”, comprometiendo al personal sanitario. Como no funcionó el apriete, después apareció la orden médica como por arte de magia para hacer la diferencia con el catamarqueño de a pie que aun yendo a la madrugada a sacar un turno tiene dificultades o debe esperar un largo tiempo para hacerse los estudios. Ravetti llegó chapeando ser funcionario y el esposo de la jefa comunal de Valle Viejo.

La mayor preocupación del personal del hospital San Juan fue la versión de que se cuidarán porque el señor esposo de la intendenta Susana Zenteno tenía Coronavirus y que por ello debían extremar las medidas de seguridad pero resulta que Fernando Ravetti andaba con el barbijo mal puesto y en muchos momentos sin barbijo cruzándose por todos los pasillos del principal centro de salud de los catamarqueños.

Fernando Ravetti entró por la puerta principal del nosocomio donde fue interceptado por seguridad. Andaba con un “amigo”. Le preguntaron si tenía tos o fiebre, dudó y luego dijo que “no”. Se dirigió a Tomografía pidió hacerse el estudio. Se le exigió la orden del médico y dijo que “no tenía” pero que era “de parte de Ravetti y Zenteno de Valle Viejo”. Se ve que alguien le dijo que invocara las palabras claves para puntear el sistema público obviando la orden médica y la burocracia estatal que sufre cualquier hijo de vecino.

Mientras el personal sanitario debe aguantar estos caprichos políticos, no todos los integrantes del plantel o recursos humanos del HSJB recibieron la vacuna contra el Covid-19. El oficialismo se deberían haber organizado mejor para que la cuña política no genere molestia porque los enfermeros y médicos tienen vocación pero no son suicidas a merced de irresponsables que al parecer no tienen ningún problema en desparramar bien el virus por todos lados con tal de salvarse ellos. Típico modelo político.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

code