Connect with us

Hola, ¿Qué estás buscando?

El Aconquija
Sputnik V
Sputnik V

Información general

Vacunan con la Sputnik V al personal administrativo de la Corporación Jalil

Mientras docentes, enfermeros, médicos y policías aún esperan para ser vacunados.

Mientras docentes, enfermeros, médicos y policías aún esperan para ser vacunados, trascendió que el personal administrativo de los sanatorios Pasteur y Junín ya están recibiendo la Sputnik V. Ambos centros de salud son propiedad de la familia del gobernador Raúl Jalil (Corporación Jalil). Molestia por la lógica y las prioridades a la hora de decidir quién se vacuna primero y quiénes después. En el medio se pierden dosis por compromisos políticos y empresariales. Los pobres al final de la cola.

Ya habíamos mencionado que un empleado que vendía autos en una Concesionaria de la Corporación Jalil había sido vacunado. El caso que publicó El Aconquija se conoció porque el mismo empleado de la casa de vehículos lo había puesto en su estado de WhatsApp. En su defensa, el hombre dijo que también era chofer del Ministerio de Salud de la provincia pero quedó esa sensación de impunidad y abuso de poder.

Parte del personal de salud, enfermeros y médicos, que trabajan en los hospitales públicos aún no recibieron ni la primera dosis de Sputnik V. Si bien se han dado casos donde los vacunados contrajeron igual la enfermedad, todo el mundo quiere vacunarse sobre todo si se encuentra en la primera línea de exposición, y, porque, además, fue una promesa oficial. Se suponía que los primeros vacunados eran de servicios esenciales.

Muchos políticos también ya se vacunaron. Los funcionarios e intendentes pretendían que todo el grupo familiar fuera vacunado con la Sputnik V. Consideraban que no tiene sentido si ellos se vacunan y los familiares del funcionario no. Que, para que tenga sentido y sea eficiente la prevención, la vacuna debía hacerse a la esposa e hijos también. Fueron los primeros en ser vacunados argumentando que tenían que andar en todo lo relacionado al pueblo.

La dosis están faltando y hay muchas personas postergadas en esto que será una larga espera. De camino se perdieron varias dosis. Se anuncia una cantidad y luego se habla de menos disponibilidad, evidentemente están siendo comprometidas políticamente o hacia el sector privado, incluso, familiares y amigos del Gobernador Jalil. La vacunación es un proceso y al final de la cola seguirán los pobres de la sociedad catamarqueña esperanzados en recibir su dosis.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

code