Connect with us

Hola, ¿Qué estás buscando?

El Aconquija
OSEP Catamarca
OSEP Catamarca

Información general

Un ventilador agarró el dedo de una nena, no estaba el cirujano y tampoco le sirvió la OSEP Catamarca

Curiosamente tampoco registraron los datos de la pequeña.

Una nena de 1 año y 5 meses metió el dedo en el ventilador. Los padres fueron al Hospital de Niños pero no estaba el cirujano. Corrieron hasta los sanatorios privados donde les dijeron que “no tienen emergencia pediátrica”. La bronca de la madre porque tiene OSEP Catamarca y no le sirvió para nada ante una emergencia donde veía a su hija con sangre y llorando de dolor. La historia contada por El Aconquija, el diario de confianza de los catamarqueños.

“Hoy (por ayer) a las 13.15 mi bebé se cortó el dedito con el ventilador. Resulta que la obra social OSEP Catamarca no nos sirve para nada, es una m…. Fuí al Pasteur, al Junín, al Privado, a la Clínica del niño y ninguno tenía emergencia pediátrica. En el Hospital Eva Perón tenía que esperar 2 horas que se desocupe el cirujano”, escribió Anacelli Acosta, madre de la menor que metió el dedo en el ventilador y que peregrino por varios centros de salud de Catamarca.

La madre es empleada pública y tiene OSEP Catamarca. Se quejó porque ante una emergencia de este tipo el cirujano apareció después de 2 horas en el Hospital de Niños Eva Perón. Fueron dos horas de terror. Mientras tanto deambuló por varios centros de salud pero ninguno tenía emergencia pediátrica. Anacelli asegura que OSEP le da un carnet para su bebé pero cuando necesitó la obra social no dió repuesta porque no contemplan las necesidades de los afiliados.

“Gracias a Dios mi bebé está bien, no le hicieron puntos porque ya se pasó el tiempo para ello. El único médico cirujano estaba ocupado cuando se podía. Nunca me pidieron tampoco los datos de mi nena de 1 año, me da tanta bronca e impotencia tener una obra social OSEP y que no te sirva para nada, recorrí todos los sanatorios, ninguno tenía emergencia para niños, y no quería esperar al verla a mi bebé llena de sangre y que lloraba a gritos”, escribió. Por fortuna y gracias a Dios, el ventilador no le arrancó el dedo, solo se lo cortó hasta ver el hueso.

Otro dato curioso. Nadie pidió los datos de la nena. El sistema no sabe quién es ni cómo se llama. Nunca la registraron. Con esta actitud, difícil que las autoridades de la OSEP o el ministerio de Salud corrijan si no toman nota. Detrás de estos accidentes hay seres humanos que esperan tener una respuesta a la altura de las circunstancias con el objeto de que las creaturas sufran menos (y los papás también). Por las dudas y solo para que sepan la nena se llama “Aisa”.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

code