Macri y Barrionuevo en Catamarca, juntos y de la mano

Foto: El Aconquija.

El hecho se da en la localidad de Piedra Blanca y se les tomaba asistencia en actos para justificar el cobro de la beca.
<a href="https://elaconquija.com/catamarca/2019/10/21/macri-y-barrionuevo-en-catamarca-juntos-y-de-la-mano/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-10-21T14:15:35-03:00">octubre 21, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-10-22T21:00:41-03:00">octubre 22, 2019</time></a>

Salió a la luz en las últimas horas la noticia de que Luis Barrionuevo, político con una importante carrera hecha en Catamarca, con ayuda de Mauricio Macri asignó cientos de becas de $5000 cada una. Lo llamativo de este caso en particular es que dichas asignaciones se entregaban mediante el Correo Argentino en la localidad de Piedra Blanca.

El problema que acarreó esto para el actual titular de la UTHGRA es que al parecer hubo problemas con el pago y se formaron piquetes y colas interminables en el correo, lo que llamó la atención. Esto se da en medio del acuerdo “Macri-Barrionuevo” cerrado luego de las PASO. Acá decidieron compartir dirigentes, logísticas y otros elementos a nivel país.

Por si no hubiesen suficientes implicados en el hecho, se suma uno más. Ahora es el candidato a intendente de San Fernando del Valle de Catamarca, Maximiliano Mascheroni, sobrino de Barrionuevo. Aclaramos esto porque habían personas de la capital que tenían que dirigirse a Piedra Blanca para cobrar el monto de la beca.

Largas filas de personas esperando para cobrar los $5000. Foto: El Aconquija.
Foto: El Aconquija.

Para más detalles sobre estos beneficios, dirigentes tomaban asistencia a las personas y no habían requisitos específicos para recibir dicha beca. Asimismo, el acuerdo se realiza en Buenos Aires a nivel nacional pero se visibiliza en Catamarca a través de estos planes. Que por cierto, se cobran a través del correo antes mencionado.

Estas entregas de Mascheroni y Barrionuevo, donde también está implicado el presidente de la Nación, forman parte de un plan para intentar sacar a flote la imagen de Juntos por el Cambio en la provincia. El oficialismo salió tan mal parado de las últimas elecciones nacionales, a pesar de los camiones de mercadería en campaña, que se vio obligado a recurrir a rivales políticos para su beneficio.

Lo raro es que el presidente pida apoyo al experimentado dirigente en una provincia que, en principio, no sería de las prioridades en materia de votos para Cambiemos. ¿Será que el acuerdo no es de índole enteramente política y hay otros intereses detrás? De momento lo que se percibe es una buena relación entre ambos dirigentes. Veremos cuánto dura.