Quejas de comerciantes por mal olor, ratas y larvas en la Peatonal

Advierten sobre la falta de limpieza profunda de las alcantarillas y la inacción del municipio.
<a href="https://elaconquija.com/catamarca/2019/11/07/quejas-de-comerciantes-por-mal-olor-ratas-y-larvas-en-la-peatonal/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-11-07T13:00:47-03:00">noviembre 7, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-11-07T13:00:49-03:00">noviembre 7, 2019</time></a>

En medio de un crisis sanitaria que pone en riesgo a todos los habitantes de la provincia de Catamarca, los comerciantes de San Fernando del Valle se enfrentan a otro problema que podría agravar la situación: la falta de limpieza profunda en la peatonal de la capital catamarqueña. Según le contó una de las afectadas a El Aconquija, no solo hay mal olor producto del agua estacada sino también larvas y ratas.

“Tenemos a Sanidad Municipal ahí nomás. Vas con un nene a curarte y terminas con un dengue. A dos pasos está lleno de larvas. Es un bien para todos, es salud para todos los que transitan. No es por el olor feo”, señaló la comerciante, destacando que todos están expuestos a las consecuencias de este mal. El problema se originó en las alcantarillas de las veredas, en donde el agua no puede circular a raíz de las hojas acumuladas y se terminan criando larvas.

La situación parece no tener solución. Si bien la mujer se presentó en los organismos correspondientes para informar sobre el mal estado de dichas alcantarillas, nadie supo responderle y la derivaron de una oficina a la otra. “Me dijeron vaya a atención al vecino, de allí la misma atención me dijeron eso tiene que ver en palacio municipal, fui a ese lugar y me dijeron que tocará en una de las puertas que allí era lo hice había dos chicas jóvenes con celular en mano y ellas me dijeron no sabemos dónde queda eso”.

Si bien ella contó que intentó limpiarlo, no pudo lograr que el agua avance y se desatasque. “Estuve echando tres litros de lavandina para que no se formen larvas. También hay que informar a los comerciantes para que no tiren agua porque en esta época con el viento caen las hojas de las plantas, esa agua se estanca”, añadió. Sin embargo, la acción de una sola afectada y sin asistencia del equipo necesario para esta tarea no fue suficiente.

“Todos se dedican a hacer el trabajo muy por encima y de mala gana. Preguntas algo, no te informan, como si uno tuviese el tiempo del mundo. Uno paga los impuestos, que cubre alumbrado y limpieza y tenes que andar vos viendo estas cosas. Te da bronca, impotencia”, concluyó la mujer, adelantando que en los próximos días volvería a visitar las oficinas correspondientes para ver si están avanzando con alguna solución.