Amplían el procesamiento con prisión preventiva para Cristina

Amplían el procesamiento con prisión preventiva para Cristina

La actual senadora y exmandataria Cristina Kirchner vuelve a tener noticias en una de las causas en su contra en la que se la acusa de liderar una banda de asociación ilícita que cobraba millonarias coimas en las obras públicas realizadas durante los doce años de la gestión anterior. Y es que, este jueves, el juez federal Claudio Bonadio amplió el procesamiento con prisión preventiva en el marco del escándalo por los cuadernos de la corrupción contra la principal contrincante política de Mauricio Macri.

Pese a que la líder de Unidad Ciudadana negó las acusaciones en su contra, el magistrado optó por no creerle tomando a la explicación de la legisladora como «inverosímil, aun si se tiene en cuenta que el destinatario del dinero recolectado en el ámbito del Ministerio señalado era el Secretario Privado de Presidencia y este era entregado, principalmente, en un domicilio de su propiedad», según la resolución firmada hoy por Bonadio, tras considerar que Cristina fue coautora de otros cinco hechos de cohecho en el marco de la investigación que ordenó la detención y luego liberación de numerosos empresarios vinculados con el kirchnerismo, según informa El Intransigente.

Pero la medida no solo afecta a CFK, ya que también involucra, entre otros, al empresario Gustavo Ferreyra, quien actualmente se encuentra detenido por la misma causa, y el exsecretario de Coordinación del Ministerio de Planificación Roberto Baratta, procesado como organizador de la asociación ilícita. Además, la resolución del juez analiza cinco entregas de dinero que figurarían en los relatos del chofer Oscar Centeno, los cuales no habían sido incluidos en el primer procesamiento.

Como si fuera poco peso sobre Cristina, Bonadio también amplió el embargo sobre sus bienes a 80 millones de pesos y dijo que la prisión preventiva de la expresidenta «se hará efectiva cuando el Senado de la Nación apruebe su desafuero, o bien, cuando cesen sus fueros», pese a que en reiteradas oportunidades desde el Congreso se advirtió públicamente que, en ese sentido, no accederían fácilmente al pedido de la Justicia contra la senadora. De hecho, muchos aliados a CFK e incluso ella misma advirtió desde la llegada de Macri al poder que Cambiemos no ha dejado de perseguirla política y judicialmente.

Volviendo al nuevo fallo de Bonadio, el documento del magistrado sostiene que «la prueba recolectada en estas actuaciones dejó al descubierto la existencia de varios sistemas de recaudación que funcionaban en el ámbito del citado Ministerio, en lo concerniente a la obra pública, las concesiones viales y el transporte, cada uno con una forma establecida y personas encargadas de coordinar y retirar los pagos realizados por directivos de empresas con contratos de obra pública o concesionarias de servicios públicos».

«Estas maniobras no fueron sucesos aislados, sino que se trató de un claro mecanismo ilegal de recaudación que se desarrolló durante los gobiernos de Néstor Carlos Kirchner y Cristina Elisabet Fernández, y que fue debidamente analizado» en fallos anteriores por la causa de los cuadernos, continúa el escrito. «De esta manera, se determinó que un grupo de funcionarios públicos se encargaban de organizar y realizar el cobro a distintas empresas y, posteriormente, entregarlo a Héctor Daniel Muñoz en el domicilio de la calle Uruguay 1306 de esta ciudad o en la Quinta Presidencial de Olivos», especificó.

«El dinero recolectado ilegalmente por la organización era trasladado en aviones de la flota presidencial a las ciudades de Río Gallegos y El Calafate”, detalló. “Más allá de los testimonios que la vinculan con el sistema de recaudación ilegal de dinero centralizado en el ex Ministerio de Planificación Federal desplegado durante sus presidencias, no puede dejar de mencionarse que la interrelación entre funcionarios de distintos organismos del Estado Nacional nos da la pauta del conocimiento de las maniobras ilícitas detectadas en esta investigación», advirtió.

«El desconocimiento de los sucesos que fue alegado en su presentación se vuelve más inverosímil aún si se tiene en cuenta que el destinatario del dinero recolectado en el ámbito del Ministerio señalado era el Secretario Privado de Presidencia y este era entregado, principalmente, en un domicilio de su propiedad, como así también en la Quinta Residencial de Olivos», ratificó Bonadio.