Millonaria ayuda del banco mundial para reducir la pobreza argentina

Millonaria ayuda del banco mundial para reducir la pobreza argentina

En medio de la incertidumbre y una fuerte preocupación por la crisis económica que atraviesa la Argentina bajo la administración de Mauricio Macri, el Directorio Ejecutivo del Grupo Banco Mundial aprobó millonarios préstamos al Gobierno nacional con la finalidad de reducir la pobreza en el país.

La prestación se hará en uno de los momentos más difíciles del país, donde el último índice de inflación alcanzó el 4,7% -de acuerdo a los datos oficiales que arrojó el Indec– sumado al crecimiento del desempleo como consecuencia del derrumbe de la producción industrial local tras la imposibilidad de sostener los tarifazos y competir con la apertura de importaciones, la corrida cambiaria y la fiebre del riesgo país en el mercado. Ante esto, la franja de pobres e indigentes argentinos tampoco parece tener freno. Todo esto hizo que la Argentina vuelva a situarse bajo la mirada y preocupación mundial, según el diario El Intransigente.

Es ese marco, el Banco Mundial destinó US$ 1.500 millones a la Argentina para un programa de reducción de la pobreza, a través de un «crecimiento sostenible». En ese sentido, es importante remarcar que, dicho monto es otorgado para lo que respecta del período 2019-2022 y estima un financiamiento de unos US$1.000 millones anuales para el sector público y de unos US$500 millones anuales para el sector privado.

En un comunicado oficial se detalló que las principales áreas de trabajo son apoyar al país para generar fuentes de financiamiento privado de largo plazo; contribuir a mejorar la administración del sector público y la prestación de servicios, y promover acciones que reduzcan la vulnerabilidad del país al cambio climático, mitigando además su huella ambiental global. Al respecto, el director del Banco Mundial para Argentina, Paraguay y Uruguay, Jesko Hentschel, dijo: «Abordar limitaciones institucionales es el núcleo de esta nueva estrategia, al tiempo que Argentina moderniza su economía y protege a los más vulnerables”.

Como socio «de largo plazo», el Banco Mundial respalda varias iniciativas contra la pobreza en nuestro país, como ser el respaldo que da a la urbanización de la Villa 31, o la provisión de servicios de agua y saneamiento, tanto en la zona norte como en el área de la cuenca del Matanza Riachuelo, según recordó Hentschel. A su vez, aseguró que la entidad monetaria continuará apoyando la implementación del programa de energías renovables RenovAr.

Cabe destacar que, por medio de esta iniciativa se consiguieron movilizar inversiones por unos US$5500 millones, uno de los logros más exitosos del gobierno de Mauricio Macri. Por su parte, el gerente regional de la Corporación Financiera Internacional (IFC), David Tinel, manifestó: «Creemos en el potencial del país y seguiremos apoyando el desarrollo del sector privado para crear trabajos y una economía que mejore la calidad de vida de los argentinos».

«Invertiremos promoviendo un desarrollo de largo plazo, generando nuevas exportaciones, mejoras de productividad, creación de empleos y una mayor sostenibilidad ambiental», confirmó Tinel. Finalmente, según el comunicado, el proyecto respalda «la transición a una economía baja en carbono, al aumentar la generación de electricidad a partir de fuentes renovables y promover la adopción de prácticas agrícolas climáticamente inteligentes».