«Nos nutrimos de segundas y terceras marcas que son iguales a las primeras»

«Nos nutrimos de segundas y terceras marcas que son iguales a las primeras»

Sandra González, presidenta de la Asociación de Defensa de los Consumidores y Usuarios de Argentina (Adecua), se refirió al acuerdo de precios implementado por el Gobierno y defendió la calidad de los productos aunque consideró que la lista debe ser más amplia. «El consumo cambió, y todos nos nutrimos de segundas y terceras marcas que son iguales a las primeras», explicó.

Desde el lunes pasado comenzó a regir el programa Precios Esenciales, impulsado por el Gobierno para intentar contener la inflación. Se trata de una nueva etapa de Precios Cuidados donde se congela el precio de 64 productos de la canasta básica por un período de seis meses. A partir del lunes 29, los supermercados estarán obligados a visibilizar las ofertas en sus góndolas, según informa el diario El Intransigente.

En ese marco, González se refirió a los cuestionamientos respecto al valor nutricional de los productos y consideró que «es muy buena» la calidad de la oferta: «El consumo cambió, y todos nos nutrimos de segundas y terceras marcas que son iguales a las primeras. Tienen diferente packaging que las hace más caras».

Por su parte remarcó que la medida se trata de «un paliativo» en un marco inflacionario y de crisis económica: «La baja de consumo en marzo fue del 8,7 y la inflación de 4,7. No es un control de precios, es un paliativo. Los precios no han bajado. Algunos precios aumentaron», explicó y advirtió que el acuerdo con los empresarios se mantiene vigente siempre y cuando el dólar no supere los 51 pesos: «Habrá que ver que pasa».

Por su parte recordó que «fueron muchos» los aumentos durante el primer trimestre del año y alertó sobre como afectan esos incrementos en la cadena de producción y comercialización. «Ahora aumenta la nafta. Eso va a ser un cimbronazo. Si aumenta la nafta aumenta todo. Se traslada a precios», detalló en declaraciones al programa de Mirtha Legrand por canal 13.

«Una familia tipo hoy necesita 28 mil pesos para no ser pobre, un matrimonio con dos chiquitos. Hay gente que no lo gana, ese es el problema», manifestó y alertó sobre la «complicada» situación económica: «Hay que ser un poco más sensato y darse cuenta de que es una situación en todo el país».

Por último se refirió a su relación con el exsecretario de Comercio, Guillermo Moreno: Yo tuve un entredicho con Moreno, me echó. Él había suspendido a Héctor Polino y quería que ninguno difunda ningún precio. No había ningún dato en el INDEC. Fue esa la gran discusión. Me sacaron el registro de la Asociación de Consumidores y una denuncia penal. Me han vuelto loca, fue complicado», finalizó.