Marcos Peña dijo que la decisión de la Corte de suspender el juicio genera sensación de impunidad

Marcos Peña dijo que la decisión de la Corte de suspender el juicio genera sensación de impunidad

Marcos Peña, el jefe de Gabinete, se mostró en desacuerdo con la decisión de la Corte Suprema de retrasar el inicio del primer juicio oral contra Cristina Kirchner y manifestó el desacuerdo del gobierno nacional. Además, recordó que la sociedad pide que se haga justicia y con decisiones como esta se debilita la credibilidad del sistema judicial. Las palabras del funcionario se suman a las de demás oficialistas y políticos que repudiaron la decisión de la Justicia.


Peña aseguró que la intervención de la Corte en el caso que investiga las irregularidades en la concesión de obra pública en Santa Cruz le genera «mucha bronca. Hay una demanda concreta de que se haga justicia», agregó, en diálogo con Radio La red. Por otro lado, remarcó que así «se debilita la credibilidad de todo el proceso judicial, tiene que haber justicia, en tiempo y en forma, no puede dilatarse un proceso eternamente», según informa el diario El Intransigente.


«Es una causa de gran sensibilidad, es una ex presidenta, pero también hablamos de decenas, de miles de millones de pesos, que quedó probado que han sido desviados de los fondos públicos, que en lugar de ir a rutas han ido a las arcas de personas particulares», dijo el jefe de ministros, al mismo tiempo que afirmó que con esta decisión el máximo tribunal generó la percepción de impunidad en la ciudadanía.


Según informó, los jueces «se rigen por las encuestas. El kirchnerismo cree que la justicia tiene que ser militante, una cuestión que sea parte de un esquema de poder, y nosotros creemos que hay que defender a los jueces que se rigen por los códigos y no por las encuestas», desarrolló. Asimismo, explicó que esta decisión se corresponde con «una mirada sobre la Justicia que tiene el kirchnerismo, que está en carrera electoral y viene manifestando como ayer lo hizo Alberto Fernández, que ellos creen que la Justicia tiene que ser militante».


Las declaraciones de Marcos Peña llegaron después de que el ministro de Justicia, Germán Garavano manifestara una posición similar. Entrevistado en radio Mitre, el funcionario aseguró que el fallo es «inusual, y tiene un condimento político muy grande; preocupa porque puede impedir la realización de un juicio oral. Cuando la Corte pide los expedientes pareciera que no quiere que se realice el juicio. Ella está involucrada, y lo que tiene que hacer es dar explicaciones».


Además, añadió que «es llamativa la resistencia del kirchnerismo a dar explicaciones. Cuando el presidente fue llamado se presentó, dio explicaciones públicas. En este caso, nadie ha explicado qué pasaba con los hoteles, con los proveedores de la obra pública. Lo importante sería dar explicaciones en la Justicia», dijo el Ministro de Justicia.


También, la Oficina Anticorrupción (OA) también se manifestó en contra de esta decisión y realizó una presentación ante el Tribunal Oral Federal (TOF) 2 para que no se demore el inicio del juicio oral contra Cristina Kirchner, previsto para el próximo 21 de mayo. Una actitud similar adoptó el fiscal federal involucrado en el proceso, Diego Luciani, quien también elevó un pedido para que el primer juicio oral y público contra la exmandataria se lleve adelante en a la fecha acordada.