El informe de la UCA sobre la pobreza

El informe de la UCA sobre la pobreza

En un contexto donde la preocupación por la continuación de la recesión marca la agenda de los ciudadanos, Ianina Tuñón, miembro del observatorio de la deuda social de la Universidad Católica Argentina (UCA) describió el informe que centra la atención en los más pequeños del país en el programa «Minuto a minuto» del canal C5N.

En este sentido, Adrián Salonia, conductor del espacio, comentó al principio, que iban a «hablar de la descomposición social de la Argentina, ya que se conocieron números de la UCA sobre pobreza. Un millón y medio de niños se alimentan en comedores comunitarios. Tiene que ver con la política de Macri, la retracción económica, la devaluación del año pasado, el parate. Ha aumentado el trabajo infantil un 3 por ciento este año en relación al año pasado», destacó.

«Respecto del año pasado la pobreza económica en los niños aumentó 7,7 puntos porcentuales, pasó del 44 por ciento al 51 por ciento, durante esta década nunca estuvimos por debajo del 40 por ciento de pobreza infantil», comentó la encargada del sector que realizó la difusión del estudio de la situación infantil.

«Sin duda, el deterioro que se observa en el último año tiene que ver con la inflación, la recesión, con que estos niños están concentrados en hogares más precarizados, en esos sectores sociales mermó la posibilidad de tener changas o trabajos que compensen los ingresos que hoy se deben necesitar para lagar alimentos y servicios», dijo acerca de la manera en que afecta la coyuntura económica al sector.

«Desde el año 2016 se viene incrementando la cantidad de niños que concurren a comedores, hoy el 35 por ciento de la infancia recurre a alguna alimentación gratuita, hay un 13 por ciento de niños con una situación grave de inseguridad alimentaria. Durante toda la década tuvimos 10 por ciento de chicos en esta situación», aclaró haciendo una comparación con el pasado.

«Tenemos un 7 por ciento de niños cuyos papás reconocen que no tienen con qué darles de cenar. En el conurbano estamos por encima del promedio nacional, el promedio es 5 de cada 10 niños pobres, en el conurbano es 6 de cada 10», describió la complicación que tienen hoy en día los padres por no poseer manera de conseguir fondos de manera digna, mediante su trabajo y su esfuerzo.

«En el último año se incrementó el trabajo infantil en las clases medias, eso da cuenta que la clase media la está luchando con sus propios recursos, entre ellos los niños. Los niños y adolescentes colaboran en las actividades de los padres, tal vez algún emprendimiento, no se incrementó en las clases bajas porque tienen AUH y eso les implica educación y salud como obligación. Además, en esos sectores hay menos trabajo, para los grandes y para los chicos», finalizó.