«Es una crisis de ingresos, no una crisis de empleo», dijo Tetaz

«Es una crisis de ingresos, no una crisis de empleo», dijo Tetaz

En medio de contexto económico y político inestable por la inflación más alta después de Venezuela, lo cual generó una pérdida del poder adquisitivo del dinero y los movimientos constantes de la valorización de la moneda extranjera, claramente se relaciona con el dólar, signo monetario más elegido por los ahorristas argentinos. De esta manera se determina un ambiente que preocupa y dificulta las acciones de las pequeñas y medianas empresas.

De acuerdo con los especialistas, este el punto más flojo dentro de la gestión del Gobierno. Es por eso por lo que este hecho es el eje de las campañas de la oposición, cuestionando las políticas económicas llevadas adelante por el Estado, que incluyen severas críticas por el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI), según informa el diario El Intransigente.

Sin embargo, los últimos indicadores económicos demostraron que la economía del país comenzó a estabilizarse de cierta manera. En los últimos días bajó el riesgo país, si bien el dólar sufrió una leve suba estos últimos días, arrastra varias semanas en baja. Sumado a esto, el dato del INDEC que reflejó que disminuyó la inflación el último mes.

Este fue el motivo de análisis del economista Martín Tetaz. Al aire de Radio Mitre, el especialista brindó un detallado informe acerca del panorama actual de la economía nacional. El periodista hizo hincapié en la estabilidad del dólar, en la tranquilidad del mercado financiero y basó su análisis en los indicadores del empleo en la Argentina.

«Muy tranquilo el mercado financiero. El dólar se puede conseguir a $42,90. Sigue bajando la tasa de interés de las colocaciones del Banco Central. El INDEC publicó la cuenta de generación de ingresos y reveló que el año pasado los asalariados se llevaron el 53,1% del ingreso en Argentina. Devaluación y caída del salario real mediante, este año se llevan 48,3%», destacó.

El periodista especificó que hay una caída en la participación del ingreso de los trabajadores de 3 puntos porcentuales. Y agregó: «La cantidad de puestos de trabajo está, a pesar de la crisis 0,9% arriba del año pasado. Asalariados registrados 1% menos que el año pasado, pero asalariados no registrados 2,5% más. Eso explica que el empleo total tenga un ligero crecimiento».

Finalmente, Tetaz fue en contramano de la mayoría de los economistas y aseguró que «esta es una crisis de ingresos, no una crisis de empleo». Al último, mencionó la informalidad laboral: «El tercer dato del informe tiene que ver con que aparece sector por sector cómo está la informalidad laboral. El más informal de todos es el empleo doméstico, es increíble porque lo hemos conversado con la gente de la AFIP. Cuando discutimos cómo combatir la informalidad en Argentina uno se imagina la informalidad en las empresas. La informalidad más grande está en los hogares».