Loma Negra despide a 100 operarios y podría cerrar la planta

Loma Negra despide a 100 operarios y podría cerrar la planta

La caída en las ventas afecta también a la empresa Loma Negra, una de las mayores productoras de cemento del país despedirá empleados y reducirá a solo un turno la producción en su planta de Barker, en el partido de Benito Juárez. En consecuencia, la empresa decidió achicar su plantel y el ajuste de 100 operarios, de los 230 empleados directos y 90 contratados que trabajan en ese establecimiento.


La empresa difundió un comunicado donde se explica el motivo de la medida. «La decisión se toma en un contexto en el cual la compañía tiene sobrecapacidad, sumado a los altos costos de producción y a los costos logísticos que insume el funcionamiento de esa fábrica», argumentó la marca. De esta manera, explicó que su propuesta es la de iniciar un plan de retiros voluntarios, relocalización de empleados en otras plantas de Loma Negra, como en la provincia de Catamarca, y prejubilaciones.

Loma Negra es propiedad del grupo brasileño Camargo Correa, emplea a 3.000 operarios en todas sus fábricas y, en esta sede en particular tiene el desafío de reducir el plantel a 100, dejando a 130 empleados afuera. A partir de que esta medida entre en funcionamiento, la planta pasaría a trabajar un único turno de 8 a 16 horas de lunes a viernes, y de 4 a 12 horas los días sábado, es decir, de manera reducida.

«Dado que hasta la fecha el sindicato local ha mostrado intransigencia y falta de respuesta, se han iniciado ante las autoridades nacionales los procedimientos previstos por la Ley», aseguró la empresa. Además de esto, advierten que, de no llevar a un acuerdo con el gremio, también existe la posibilidad de que se cierre la fábrica Barker por completo. Esta reducción se produce en la misma semana en que Arcor decidió cerrar su planta de La Campagnola, en la provincia de Mendoza.


A su vez, el lunes pasado, un total de 125 empleados de la planta de Arcor fueron despedidos y recibieron una propuesta de indemnización de la compañía. Mientras tanto, algunos trabajadores podrán optar por el traslado a una futura planta en Villa Mercedes, San Luis. También por medio de un comunicado, la empresa confirmó que esta decisión se tomó como consecuencia de la caída del consumo, los altos costos de producción y al impacto negativo de las importaciones.

«La industria frutihortícola no está atravesando un buen momento desde hace varios años, producto de los altos costos, el incremento de las importaciones y la caída generalizada del consumo», anunció la reconocida marca. La mudanza es solo de la línea de legumbres, ya que la producción de duraznos ya había sido tercerizada. Esta fábrica se encontraba instalada en San martín desde hacía 70 años.


La Campagnola se instaló en Argentina en 1912 y fue fundada por Silvio y Luis Benvenuto. La empresa comercializaba productos que importaban desde Italia, como conservas de pescado y de tomates, y exportando productos argentinos hacia Europa. A comienzos de la década del 50, la fábrica llega a San Martín, Mendoza, con la industrialización de conservas de vegetales, frutas y mermeladas. En diciembre de 2005 es adquirida por el grupo cordobés Arcor.