La situación de la empresa Alpargatas

La situación de la empresa Alpargatas

El país pasa por un momento donde los índices detallan la recesión en cuanto a comparaciones interanuales realizadas por el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC). En cambio, en evaluaciones de mes a mes teniendo en cuenta el sector industrial y el relacionado con la construcción pública y privada, se puede observar un balance positivo.

En este contexto en la provincia de Catamarca, la exfábrica de textiles adquirida luego por «Fibran Sur Sociedad Anónima» mantendrá a 112 trabajadores, los cuales denunciaron malas condiciones de producción, ya que, las maquinarias que llegaron a la empresa para «mejorar el proceso» tienen son de modelos anteriores.

En este sentido, el nuevo dueño, José Rodríguez respondió a las denuncias y comentó que «la producción de trapos de pisos es muy lenta, es por eso que se utilizan máquinas viejas, no tiene sentido usar más nuevas. Llegarán máquinas nuevas para otros productos que no se producen en Catamarca». De este modo habló sobre el futuro de la organización que fabrica franelas y trapos de piso.

«Nosotros trabajamos con la línea Fibran y sumaremos Media Naranja. Queremos ampliar el segmento de comercialización con países limítrofes y pensamos ir más lejos. Al incorporar dos marcas vamos a levantar la producción. Ahora la planta produce al 60%, la idea es optimizar los recursos y trabajar con tres turnos», añadió Rodríguez.

En su manifestación en un canal de radio, el dueño que se hará cargo de la compañía desde el primero de julio comentó que «no habrá ningún cambio con el personal. En el mediano plazo tenemos previsto la incorporación de más trabajadores, pero todo dependerá de cómo sigue la situación económica».

El subsecretario de industria de Catamarca dijo al respecto que «si esta persona no aparecía Alpargatas en diciembre cerraba. Ya había comunicado que si hasta diciembre no aparecía un comprador, lastimosamente esta parte de la empresa iba a correr la misma suerte que el resto», dijo Lisandro Álvarez.

Desde hace más de un año Alpargatas viene en un fuerte plan de achicamiento en el país que dejaron como resultado el cierre de tres plantas provinciales ubicadas en Chaco, La Pampa y Catamarca, con un 65% de despedidos, lo que significó pasar de más de 3.700 empleados a tener apenas más de 1.000 en poco más de tres años.