La selección por la gloria

La selección por la gloria

La Argentina se enfrentará el martes a las 21.30 al seleccionado de Brasil, organizador de la Copa América 2019, en el estadio Mineirão en la ciudad brasileña de Belo Horizonte, capital del estado de Minas Gerais. En este sentido, la selección de Lionel Scaloni, director técnico, intentará presentar un equipo competitivo teniendo en cuenta algunas actuaciones que se destacaron durante el último partido.

En la victoria de Argentina contra Venezuela por 2 a 0, el arquero fue una de las piezas claves, ya que, tuvo la oportunidad de parar dos pelotas importantes cuando el equipo capitaneado por Lionel Messi se encontraba arriba por un gol. Un disparo cruzado después de un cambio de frente y un cabezazo después de un tiro de esquina que supo despejar Franco Armani.

También, tuvo una importancia vital, el central pasado a jugar de lateral, Juan Foyth, quien participa en el Tottenham tuvo la responsabilidad de defender el lado derecho de la defensa nacional. En su lado debió aguantar a uno de los jugadores más ágiles de Venezuela, pero tan solo perdió un mano a mano.

«Me bajé una aplicación al celular y siempre antes de los partidos me pongo a ver, a revisar y a investigar a los delanteros que me toca enfrentar. Y esta vez hice lo mismo», comentó el actual lateral de la celeste y blanca cuando fue consultado por los periodistas respecto al manejo de los tiempos frente a los jugadores del rival.

Por otro lado, la llamada «revelación» del equipo fue el jugador que destaca su juego dentro de Italia, más precisamente, en el Udinese, se trata de Rodrigo De Paul, quien tuvo buena prestación en ataque y defensa, generando la recuperación de la pelota en el segundo gol marcado por Giovanni Lo Celso. «Intentamos recuperar cerca del área. Tenemos jugadores adelante que son espectaculares», comentó sobre el juego.

«Hoy me gustó todo. Hicimos un gran partido, entendimos a la perfección lo que teníamos que hacer en los cuartos de final. Sabíamos que teníamos un gran rival enfrente, que le había hecho un gran partido a Brasil. Pero siempre fuimos superiores», dijo el acusado por sus compañeros como «el más caradura» en el vestuario.

Por último, el último destacado fue el delantero del Inter de Italia, quien puso el partido uno a cero en el arranque del encuentro con un taco que, según él esperó para realizarlo, debido a que pensaba que el disparo del Kun Agüero iría para ese lado. «Estaba cansado, pero son decisiones del entrenador», había expresado en radio Mitre el titular de Scaloni.