Mica Viciconte recordó su infancia y las dificultades económicas

Mica Viciconte recordó su infancia y las dificultades económicas

La actriz habló sobre el esfuerzo que hacían sus padres para poder mantener a la familia y rompió en llanto

Viciconte
Twitter Mica Viciconte

A pesar de todos los enfrentamientos de Fabián Cubero con su ex, él se muestra más unido que nunca con su novia, Mica Viciconte, quien se lleva de maravilla con las tres hijas que el futbolista tiene con la modelo Nicole Neumann.

La excombate aprendió a convivir con las nenas y a acompañar a su pareja en la difícil tarea de ser padre. Ella sabe bien de qué se trata, no por ser mamá (aún parece estar lejos de eso), pero si por vivir en carne propia, y recordar todavía, todo el sacrificio que sus padres hicieron por ella y sus hermanos.

A Mica le picó el bichito de la maternidad. En diálogo con Sofía Zámolo, Mica contó: “Fuimos a la playa con mis amigos y los amigos de él y se habló del tema. Cuando estás con nenes se despierta un bichito. Empezás a observar y creo que me gustaría ser madre”. Sin embargo, sus ocupaciones parecen no dejarle tiempo aún para convertirse en mamá.

Semanas atrás Viciconte contó: “Con Fabián alquilamos un departamento grande porque somos un montón. No quería contarlo, pero ya hace casi un mes que vivimos juntos», y aclaró que esto implica también convivir con Sienna, Indiana y Allegra, las hijas del futbolista que duermen con él algunos días de la semana. Mica sorprendió a todos al mostrar que el instinto maternal lo tiene desde siempre y supo ganarse el corazón de las pequeñas.

Presente en el mismo programa, la excombate explicó de dónde sacó este lado maternal que tenía escondido, reveló cuáles eran sus preocupaciones y recordó su niñez. Al hablar de sus padres y de la difícil situación económica que vivieron cuando ella era chica, no pudo evitar romper en llanto. “Lo que más anhelaba era tener mi techo para que si el día de mañana quedaba embarazada, mi hijo tuviera un techo. Era lo que más quería, esa era mi prioridad”. Moria Casán destacó lo emocionada que estaba Mica.

Ella agregó: «Es que me costó. Para mí las prioridades van en la infancia que cada uno tuvo. Mis viejos, quizás, no tenían para comer o tenían un sueldo y las vacaciones… ¡Ay, que horror!”, dijo y rompió en llanto.

Luego continuó diciendo: “Mis papás no tenían plata, éramos tres y costaba mucho. No teníamos vacaciones, pero nunca me faltó comida, ni nada. Cuando tuve mi primer departamento me largué a llorar. El que compré estaba destruido. No sé si me largué a llorar porque lo vi tan mal o porque había puesto la plata. Lo fui haciendo de a poquito, era una oportunidad, pero el departamento estaba destrozado así que lo tuve que hacer todo nuevo”. continuó.