Carmen Barbieri habló sobre Fede Bal y Barbie Vélez

Carmen Barbieri habló sobre Fede Bal y Barbie Vélez

Barbie Vélez denunció a su ex, Federico Bal por violencia de género. Pero hace un año, la justicia falló a favor del actor y desestimó la denuncia en su contra. Sin embargo, Nazarena Vélez aún sostiene un profundo enojo con el hijo de Carmen Barbieri.

Es por eso que en cuanto supo que su hija haría temporada de verano con Derechas en Mar del Plata, el mismo lugar donde su ex estará presentando Nuevamente juntos, tomó una rotunda decisión. Invitada al programa Cortá por Lozano contó: «La verdad es que voy más para estar cerca de Barbie. Obviamente que necesito laburar. Pero es un verano fuerte para ella porque es el primero que hace temporada en el que tiene cerca a la persona que denunció».

Y agregó: «Barbie me dijo que había cerrado con Derechas, se iba a Mar del Plata y yo sabía que el otro también se iba con su madre allá. Ella me dijo ‘siento como una cosita acá en el pecho’ y ahí empecé a ver todas las propuestas que tenía de Mar del Plata y le dije ‘me voy para allá con vos'».

En medio de esa polémica, Fede Bal habló con Catalina Dlugi para el ciclo radial Agarrate Catalina y cuando le preguntaron si se sentaría a tomar un café con Barbie él respondió: «Nunca en la vida me sentaría a tomar un café».

Y agregó: «Porque cuando hay algo que se rompe y se ve una cierta maldad detrás de lo que se quiere instalar sobre mí, tantas mentiras se dijeron. Le veo la maldad por adentro, no compartimos ideales y terminamos muy mal».

Esta vez, Carmen Barbieri también fue consultada al respecto y, cuando le recordaron la respuesta de su hijo, la actriz comentó: «Hace muy bien. No tiene ni que cruzarse, ni sentarse, ni nada. Después se pueden comentar cosas que no son ciertas, como pasaron. Y la Justicia dictaminó la verdad, ¡qué suerte! La Justicia fue justa con Federico».

Tiempo atrás le hicieron la misma pregunta a Barbie, y ella respondió: «Te voy a ser totalmente sincera, cuando veo notas o que vuelven a hablar, ya está, soltemos, sigamos adelante. Ya está. En mí, ni siquiera ocupa un lugar, ni para contestar. Y deseo lo mismo con la otra persona, que pueda soltar, que siga con la vida. Ya han pasado un par de años y está bueno que pueda seguir con su vida, en algún momento».