Robert De Niro y Martin Scorsese repasaron su increíble trayectoria juntos

Robert De Niro y Martin Scorsese repasaron su increíble trayectoria juntos

Desde «Calles salvajes», estrenada en 1973 y lo que se viene en Netflix titulado «The Irishman», Robert De Niro y Martin Scorsese han sido una de las asociaciones más reconocidas y exitosas de la industria cinematográfica. Ambos, se juntaron en el Festival de Cine de Tribeca donde De Niro es co-fundador y repasaron sus trabajos juntos.

Según publica El Intransigente, este último domingo, el festival se detuvo para escuchar a las leyendas del cine, quienes hablaron de la dinámica de su asociación, de las dudas de Scorsese a la hora de asumir ciertos proyectos e incluso sobre otro colaborador frecuente: Leonardo DiCaprio, quien por casualidad estaba entre el público para la charla en el Beacon Theater.

Ambos aseguraron que «Toro Salvaje» casi no ocurrió. Scorsese estaba indeciso y «abrumado» por «Raging Bull», su película biográfica sobre la vida del boxeador Jake LaMotta, interpretado por De Niro y estrenada en 1980. El director explicó que no entendía de boxeo, y que tenía que darse cuenta de que se trataba realmente del atleta mismo, Jake LaMotta más que del deporte.

Al describir la inspiración detrás de «Silence», su drama histórico de 2016, Scorsese profundizó en su relación con la religión. «Para mí, esa fe que me inculcaron cuando era niño, cambia», dijo. «En última instancia, ha sido una larga lucha, no he terminado, por supuesto, sino una lucha hacia una fe madura, sea lo que sea» relató sobre su controvertida película.

Aunque no participó en el panel, Leonardo DiCaprio, que ha trabajado con Scorsese en cinco películas, estaba escondido entre el público debajo de una gorra de béisbol, hasta que De Niro y Scorsese lo llamaron a participar, lo que provocó un largo aplauso del público que presenció el evento.

De Niro, de hecho, fue el primero que le contó a Scorsese sobre DiCaprio. Él había trabajado con DiCaprio, que más tarde convencería a Scorsese para que se enfrentara a «El lobo de Wall Street», en «La vida de los chicos» en 1993. «Hay un chico, Leo DiCaprio», dijo Scorsese, y recordó que De Niro se lo dijo. «Es muy bueno. Tienes que trabajar con él alguna vez».

«Fue una fortuna extraordinaria, porque le gustaba el tipo de filmes que hacíamos», dijo Scorsese de DiCaprio. «Y quería hacer películas como esa, en cierto modo. En otras palabras, no tener miedo de ciertos temas…y estaba más preocupado por la verdad de un personaje y de una situación. Y no tenía miedo de ir a ninguna parte con estas cosas».