Jorge Rial confesó lo violenta que era su madre

Jorge Rial confesó lo violenta que era su madre

La vida de Jorge Rial dio un giro radical en el último tiempo. A fines del año pasado, sorprendió a todos al mostrar lo enamorado que estaba de Romina Pereiro, y confesar sus intenciones de casarse. Tal es así, que el pasado 20 de abril, decidieron dar el «sí». Pero no todo fue felicidad en el 2018, ya que el conductor tuvo muchas peleas mediáticas con su hija Morena, y hasta tuvo que internarla.  

Pero todo eso quedó atrás y el sábado por la noche, se llevó a cabo una nueva emisión del programa PH, Podemos Hablar y entre sus invitados más destacados, estuvo el conductor de Intrusos. Lo cierto es que durante la velada, se lo vio súper cómodo y relajado, mostrando una faceta que no acostumbra y contando historias que casi nadie sabía.

El conductor de Intrusos confesó que luego del escandaloso final de su primer matrimonio, decidió bajar el perfil. A pesar del trabajo que realiza, aseguró que no le interesa qué hacen los demás, ni detalles de su vida privada y que tampoco quiere que lo sepan de él, por eso tampoco asiste a fiestas o eventos ni tiene amigos del medio.

Luego, decidió entrar en un terreno sensible y que sorprendió a todos: la violencia que sufrió por parte de su madre. Para entrar en el tema, Rial había comenzado a contar un poco sobre la vida de sus padres, de nacionalidad española, Ramón y Victoria.

«Mis viejos eran campesinos: uno tenía tercer grado, el otro primero o segundo. Y mi vieja me demostraba el amor desde la violencia. Lo cuento hoy así porque en terapia logré reconciliarme con ella, pero su amor era desde la violencia. Yo tampoco era un pibe muy tranquilo que digamos…», arrancó.

Luego, lanzó una tremenda confesión, que dejó a todos los invitados y a Kusnetzoff, anonadados. «Estuve internado por violencia. Mi vieja, un día, en una cena, agarró un sachet de lavandina y me lo tiró. Se rompió, entonces me entró lavandina y me tuvieron que internar».

Ante esta triste situación, el conductor le preguntó a Jorge si logró perdonar a su madre después de tantos años. «Lo pude hacer, pero después de que murió, con mucho laburo de terapia. Me di cuenta de que era su manera de amarme y que me amó; me doy cuenta por cómo soy yo con la gente que quiero. Entonces, hay una raíz buena ahí».