Karina «La Princesita»: «Tenía ganas de morirme»

Karina «La Princesita»: «Tenía ganas de morirme»

Karina, «La Princesita», sorprendió a todos cuando además de sus éxitos tropicales, decidió hacer parte de Siddharta, la obra de teatro de Flavio Mendoza que se convirtió en un éxito en la calle Corrientes y en Carlos Paz durante la temporada de verano. Pero no todo fue fácil para una artista que ha sido muy criticada y expuesta.

Esta vez, en diálogo con Intrusos la cantante habló sobre sus peores momentos. La panelista Marcela Tauro le preguntó: «Leo uno de tus tweets, que dice que ‘sólo mi mamá y mis íntimos saben que quise morirme de tristeza’. ¿Vos pensaste en matarte en algún momento?». Sin embargo ella lo negó.

«No pensé en matarme, pero sí en morirme. Parece una pavada, pero no decía ‘me quiero matar’, pero sí que no tenía ganas de vivir», explicó. Y agregó: «En el momento en que sos madre y amás a tu hijo no querés matarte, porque cuando no tenés fuerzas por vos mismo, la tenés por alguien más. Y eso es hermoso. Pero yo me sentía mal, porque muchas veces me pasó por cosas que he vivido, y en ese momento por el tema del maltrato, sentí que estaba muerta en vida».

«Yo lo definía así, como que vivía, respiraba, pero dentro mío había una angustia tan grande, que entendí que en vez de optar por querer morirme, podía poder optar por sacarlo y hablarlo como lo estoy haciendo ahora. Esto me está haciendo bien y me está sanando», continuó diciendo.

Además comentó: «Recién estos dos años en los que yo no estoy en pareja y estoy animándome a aceptar propuestas laborales, es la primera vez que tengo paz. No había tenido un año de descanso de pasarla mal desde que soy chiquita. Por ahí me hizo explotar algo mínimo, pero porque tengo algo que vengo arrastrando hace un montón de tiempo, que no tengo ganas de hablarlo todavía, pero que han sido cosas mucho más graves de las pocas que se conocen y que a mí me generaron una herida muy grande».

«¿Sufriste algún tipo de abuso en tu infancia?», le preguntó Jorge Rial. «¿Abuso sexual y esas cosas? ¿O de cualquier tipo?», repreguntó ella. «Ponele el título que vos quieras», le respondió el conductor. Entonces Karina dijo: «Sí, también. Pero no siento que eso haga que me ponga a llorar acá. No. Sé que hay algunas personas a las que le pudo haber hecho daño, a mí no. Ya lo hablé con mi mamá, entendí lo que pasó. Y sí».

«La verdad que sí. Por eso digo que si yo detallo todo lo que me pasó, y esto no lo considero lo más grave. Más allá de que lo es, no lo minimizo para nada, porque es un mensaje de mierda si minimizo algo tan grave como el abuso. Pero siento que lo pude hablar y superar. No me da ganas de hablarlo por moda, porque todos lo hablen. A mí no me nació hablarlo, así que no lo quiero hacer», continuó.

«Cuando estaba triste, triste, empecé a visitar gente que soñaba con conocerme a los hospitales. Me parece muy loco, habiendo tanta gente grosa, que me digan que me quieren conocer. Yo vi que ayudar al otro a mí me hacía bien y me ayudaba a sanarme también a mí», cerró.