More Rial contó cómo se reconcilió con su papá y su hermana

More Rial contó cómo se reconcilió con su papá y su hermana

El 2018 será, sin dudas, un año que Morena Rial nunca olvidará. En tan solo 365 días se condensaron los peores y los mejores momentos de su vida, la joven supo estar en el medio de la tormenta mediática pero no todo salió bien.

Trascendió a los medios una fuerte pelea que More tuvo con su papá Jorge Rial y a partir de allí todo fue de mal en peor. Las idas y venidas hicieron que la familia se separe y por algunos meses padre e hija se mantuvieron distanciados y sin comunicación. Tras algunos problemas de salud que tuvo la joven, intentaron un nuevo acercamiento y Jorge decidió internarla en un centro psiquiátrico.

Las peleas continuaron hasta que Morena dio la sorpresiva noticia de su embarazo, allí las cosas comenzaron a cambiar. Es por eso que, en diálogo con «Cortá por Lozano» contó cómo fue la reconciliación. «Cuando me enteré que estaba embarazada, con mi papá ni nos hablábamos. Y eso era lo peor porque pensaba ‘si no se lo cuento yo, se lo van a contar en la clínica’. Así que dije ‘bueno, ya fue'», contó.

«Primero llamé a mi padrino Guillermo Marin y le pregunté ‘¿le cuento o no le cuento?’ y me respondió ‘sí, llamalo’. Así que lo llamé y él estaba de viaje, creo que en Miami. Me dice ‘hola’, porque de la nada lo llamé y estábamos peleados», continuó.

Y agregó: «Me parece que no entendía nada. Y le digo ‘hola, te tengo que contar algo. ¿Estás sentado? porque falta que te pase algo. Estoy embarazada’. Y él me respondió ‘ya lo sabía, ya me lo imaginaba. Cuando vuelva, nos juntamos’. Y después me junté».

Además comentó: «¿Si fue el principio de la reconciliación? Sí, porque ni nos hablábamos hace como dos o tres meses. Si no estaba embarazada, no sé si hubiésemos vuelto a hablar todavía. Soy muy orgullosa. Pero él es el abuelo, tampoco le podía prohibir que vea a su nieto».

«Supongo que mi hermana se enteró al toque, se lo habrá contado mi papá… yo no se lo conté. Tampoco me hablaba con ella en ese momento. La volví a ver cuando estaba embarazada de siete meses que me fui a hacer la ecografía 5D. Imaginate, fue mucho tiempo. Ahí vieron al bebé, estuvo todo un poco mejor y después fuimos a comer con ella porque mi papá no fue. Hablamos de boludeces. Pasa que yo nunca peleé con mi hermana, ella tomó partido por mi papá y es su papá, lo va a defender. Pero no fue una pelea o que discutimos por mensaje», cerró.