Martín Fierro de Radio: ¿Quiénes fueron los principales ganadores?

La noche de gala de los profesionales del micrófono tuvo muchos ganadores, y algunos inesperados.
<a href="https://elaconquija.com/espectaculos/2019/11/10/martin-fierro-de-radio-quienes-fueron-los-principales-ganadores/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-11-10T17:51:07-03:00">noviembre 10, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-11-10T17:51:09-03:00">noviembre 10, 2019</time></a>

La ceremonia de entrega de los premios Martín Fierro es de las más prestigiosas del país. Ser condecorado en un evento como este representan un gran reconocimiento al trabajo de todo un año. Pues anoche se los entregó en Puerto Madero, Buenos Aires, con la conducción de Julieta Prandi y el periodista deportivo Gustavo López.

Muchos fueron los condecorados. Pero pocos se llevaron una alegría tan grande como la de Elizabeth “La negra” Vernaci. La experimentada conductora radial recibió el Martín Fierro de Oro. Más que nada, un reconocimiento a lo que es su trayectoria en los medios de comunicación. Pero hubo otros premiados con estatuillas muy prestigiosas.

Por ejemplo, el premio a “Labor Periodística Masculina” se lo llevó Darío Villarruel, con su programa “Secreto de Sumario”. El premio a “Mejor Locución Femenina” se lo llevó Marcela Giorgi por su programa “Le doy mi palabra”. “Mejor Labor en Producción” fue para Martín Aguirre por dos programas: “Cada Mañana” y “Sábado Tempranísimo”.

Asimismo, el premio a “Mejor Comentarista Deportivo” se lo llevó el carismático Juan Carlos “Toti” Pasman, de Radio La Red. Como “Labor Periodística Femenina” salió galardonada Irina Hauser, de “La inmensa Minoría”. Y como “Labor Locución Deportiva“, ganó el premio Mariano Closs, un clásico.

Y como última sección destacada, como “Programa Periodístico Matutino Diario AM” ganó “Novaresio 910“. Premios por doquier y una alfombra roja deslumbrante acompañaron la noche del sábado. Por lo que se vivió una jornada llena de brillo y esplendor mediática. Son estos los momentos en que muchos periodistas se sueltan un poco más, ya alejados del micrófono y de los estudios.