Connect with us

Hola, ¿Qué estás buscando?

El Aconquija
Belén
Belén

Información general

Belén: mandaron un joven minero con apendicitis en una camioneta común

La familia se quejó porque no lo trasladaron en una ambulancia, además terminó siendo peritonitis.

Un joven que trabaja en Farralón Negro (YMAD) en Belén fue diagnosticado con apendicitis y lo mandaron en un vehículo común, una camioneta. La queja de la familia es porque no lo trasladaron en una ambulancia como corresponde y además el cuadro se complicó y terminó siendo peritonitis. Pueblos mineros, obreros de la minería y un trato de cuarta. La historia de un minero de apellido Álvarez que tuvo la suerte y la fortuna de sobrevivir a la política sanitaria.


Este medio habló con familiares del joven que se quejaron porque esperan más de estas empresas mineras (que en el caso de Farallón Negro extrae oro) y que tendrían que tomar los recaudos necesarios para garantizar la salud de sus empleados en Belén. “Deberían tener más cuidado por la gente, no mandarlo en una camioneta común, como hicieron, en el asiento de atrás, donde viajaba incómodo y sin elementos o recursos médicos por si sucede algo en el camino”, dijeron.

El joven minero es de apellido Álvarez. De acuerdo a la información familiar, lo bajaron el domingo enfermo con un cuadro que identificaron como apendicitis pero al llegar a la ciudad de Catamarca lo operaron de urgencia de peritonitis. El minero tuvo suerte que no pasó nada en el camino. Lo operaron y se encuentra fuera de peligro gracias a Dios y la Virgen porque el sistema no pudo cuidarlo como se merecía.


Un lugareño dijo que el caso no quiso publicarse en los medios por compromisos con YMAD pero la familia de Álvarez manifestó que darlo a conocer implicará que no vuelva a ocurrir. Además mencionaron el derecho de expresarse ante situaciones irregulares que viven los trabajadores o como miembros de estas comunidades mineras. Por su parte desde la empresa estatal minera prefirieron guardar silencio.

Los pueblos mineros no lograron la salud pública que necesitan. Tanto Belén, como Antofagasta, Santa María, Belén, Andalgalá; no tienen terapia intensiva ni los recursos humanos ni materiales por lo que derivan pacientes constantemente a SFVC. Si bien se levantaron hospitales nuevos con plata de la minería, no se complementaron con profesionales por lo que el sistema sanitario sigue siendo derivacionista. Una deuda política vieja

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

code