Los Altos: Jalil no pidió por Olveira y el ministro Moreno desapareció - El Aconquija

Opinión

Los Altos: Jalil no pidió por Olveira y el ministro Moreno desapareció

Era la última tabla de salvación del intendente que tiene complicada la rere-reelección.

Los Altos

El gobernador Raúl Jalil volvió por Los Altos y no pidió explícitamente por la rere-reeleccón para el intendente Rafael Olveira. Es la segunda vez. Durante las PASO 2021 sucedió algo similar.  Jalil no se jugó nunca pero durante esta última visita incluso hubo una fuerte discusión entre Raúl y Rafael porque el Gobernador no quiso fotos en la entrega de escrituras con el Intendente y dejó a su amigo con un escenario armado.

“No, ya está Rafael, ya está, qué más querés”, le habría dicho Raúl Jalil al Intendente a propósito de la insistencia en actos políticos para lograr la reelección en una suerte de cuarto periodo que ni siquiera sus funcionarios municipales creen. Jalil dejó en claro que la visita era institucional y protocolar por todo el Este Catamarqueño y evitó pedir “explícitamente” a la gente que vote al actual jefe comunal de Los Altos.

La gran excusa de Gobernador fue respetar la veda electoral y circunscribirse a lo institucional; algo que Olveira no puede desconocer pero a esta altura ya no le importa porque las encuestas le dan peor que en las PASO 2021. Su única “salvación” lo estaba dejando en medio de una ruta poco transitada en política hoy pues el único que estaría ayudándolo con becas es su par, Ramón Elpidio Guaráz, con el riesgo de que el efecto o la mala suerte lo alcance en Bañado de Ovanta también.

En las PASO, el desconocimiento o destrato de Jalil para con Olveira podría haberse tomado como una posición imparcial o de respeto a la autonomía local. Pero en esta segunda visita, el desplante de Raúl es un claro mensaje de que cree que los números de las Primeras Abiertas, Simultáneas y Obligatorias se van repetir o profundizar y -al parecer- el Gobernador no tiene ganas ni interés particular en dar vuelta esa “tendencia”,  teniendo en cuenta además la cercanía con Raúl Barot, el otro candidato que encabeza el armado peronista-radical pero cuya pertenencia al oficialismo provincial o cercanía con Lucía Corpacci es indiscutiblemente relevante.    

Con las visitas y la asistencia financiera, Jalil “ya cumplió” como gobernador -e incluso como amigo de Rafael-, pero, ganar o perder en Los Altos, es más una decisión de la gente que una incumbencia sobreactuada del Primer mandatario catamarqueño para una causa que los asesores consideran perdida, razón por la cual se pararon algunas pocas obras de alto impacto, como el asfalto electoral y que las lluvias amenazan dejar al descubierto como otra mentira cara del Intendente.  Como será que hasta el ministro de Gobierno. Jorge Moreno, que era uno de los funcionarios que se animó a decir lo contrario, también desapareció o se perdió.    

Por Juan Carlos Andrada. Especial para El Aconquija

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Exit mobile version