Connect with us

Hola, ¿Qué estás buscando?

El Aconquija
Foto: Facebook Oficial OSEP Catamarca.

Política

Discriminan en Córdoba a enfermos afiliados a obra social de Catamarca

El director, Julio Cabur, está en este momento en unas olimpíadas en San Luis.

banner

Afiliados de OSEP Catamarca, obra social de todos los empleados públicos de esa provincia, elevaron sus quejas respecto de las condiciones del tratamiento que recibieron en la provincia de Córdoba. Si bien el descuento automático por tener dicha obra social ya se le hace a los pacientes, lo que está fallando claramente es la administración entre OSEP y distintos sanatorios, centros de salud, etc.

También hay relatos de pacientes que se sintieron sumamente discriminados por hoteles cordobeses durante su estadía, más que nada en el tema de la comida y las habitaciones. Es más, personas diabéticas contaban con angustia que la calidad del desayuno, en comparación con la de otros hospedados, era muy mala. Sin contar que estaban aislados del resto de las personas en el hotel, un detalle no menor.

Al haber poca coordinación entre los entes sanitarios y la obra social, los afiliados sufren la reprogramación de sus operaciones. Es decir, se le hace un daño gravísimo al paciente que viene de una provincia vecina por una urgencia. Ahora hubo reclamos también por los hoteles en Córdoba: no hay una atención adecuada para los enfermos respecto de la comida y hospedaje.

Llama la atención este problema de atención compartido entre Catamarca y Córdoba, dado que trabajan con convenios anuales, por lo que hace varios años vienen actuando en conjunto. Y es que el problema no es por falta de dinero, sino que pura y exclusivamente por mala administración y peor manejo de fondos de la obra social.

Lo que pasa es que en el descuento a los afiliados, ese dinero no va directamente a OSEP, sino que se manda primero al Ministerio de Hacienda de Catamarca. Y es en ese “giro” que se desvían fondos para otros aspectos, dejando menos fondos para la obra social que no puede cumplir con sus prestadores de servicio.

Y eso no es todo. Se gastaron 37 millones de pesos en un sistema informático para mejorar la atención en OSEP. Mejora que no se aprecia para nada, porque los afiliados siguen esperando 5 o 6 horas en trámites. La situación en este sentido ya es crítica dentro de la obra social de los estatales, porque se derivan cada vez más pacientes a otras provincias y el servicio es cada vez peor.