Connect with us

Hola, ¿Qué estás buscando?

El Aconquija
Los Altos
Los Altos

Política

Los Altos: tapan con asfalto corrupción de avenida con adoquinado “fantasma”

A 8 años de la denuncia penal, la Justicia no llegó a nada y comenzó el “asfaltado del adoquinado”.

banner

Al final le están tirando asfalto a una avenida que figuraba adoquinada en Los Altos. Se trata de la avenida 25 de Mayo que aparece facturada con un adoquinado fantasma pero que en realidad permanecía abandonada. Hoy, los vecinos se dan con que el municipio comenzó los trabajos de asfaltado lo que revivió la corrupción denunciada en la Justicia y el Tribunal de Cuentas. Dos opciones, o están tirando asfalto a los adoquines o nunca adoquinaron y nadie está preso.

Por este delito, el ex concejal Omar Ovejero (peronismo) radicó una denuncia penal hace 8 años en contra del intendente de Los Altos, Rafael Olveira (ex radical, corpaccista y luego jalilista) por incumplimiento de los deberes de funcionario público, administración fraudulenta y otras figuras delictivas.  Por entonces (2012-2014) Ovejero presentó al fiscal de turno documentación obrante en la Dirección de Asuntos Municipales.

La obra se facturó cuando aún no había comenzado, es más, jamás se inició. La denuncia de Ovejero fue acompañada con un acta de constatación notarial y fotos, con el objeto de que la justicia reaccione ante un hecho evidente de corrupción para la comunidad de Los Altos pero el caso (como muchos otros) fue cajoneado como si el Poder Judicial y el Tribunal de Cuenta encubrieran a delincuentes de guantes blancos por identificarse con el oficialismo provincial.

De manera que alguien (Olveira y compañía) se quedó con la plata que era para el adoquinado puesto que se facturó y la obra no se hizo. La justicia catamarqueña quedó en evidencia por su indiferencia cómplice frente al delito de los poderosos de turno que manejan la caja del municipio; en tanto el Tribunal de Cuenta dio una muestra más de que no pueden investigar ni clarificar nada cuando la orden viene de arriba.  Una formalidad, un adorno, un colgante de la oreja del poder.

Así, los organismos de control van perdiendo prestigio y credibilidad. Un error depositar confianza en quienes terminan avalando el robo a las arcas públicas. Eran fondos específicos de Desarrollo Municipal. A casi 12 años, con varios hechos graves de corrupción denunciados, los delincuentes siguen libres y gobernando. Entonces, si no vieron antes que los adoquines no estaban, menos ahora que los asfaltan. O, tal vez, después, se les ocurra levantar el asfalto para confirmar que no están.  

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

code