«Se sigue con expectativa la convocatoria al acuerdo político»

«Se sigue con expectativa la convocatoria al acuerdo político»

Willy Kohan, columnista de economía, informó que aunque el dólar tuvo un aumento de un 1 %, el Banco Central todavía no utilizó la herramienta que le dio el Fondo Monetario Internacional de poder utilizar reservas disponibles para frenar las subas en el mercado cambiario. «Hay quienes creen que hay una regla no escrita que es que recién cuando el dólar subiera más de 2 por ciento en un día ahí intervendría el Gobierno», dijo.


El columnista aseguró que Argentina está más expuesta a las crisis económicas internacionales. «El promedio de las acciones argentinas cayeron un 2,8 por ciento», detalló. A pesar de este panorama, el columnista describió que hay cierta calma en el mercado interno, porque el Banco Central tiene más capacidad de intervención. «Nadie cree que el dólar se puede ir 3 o 4 pesos en un día», añadió.


Por otro lado, el periodista destacó la labor del Gobierno al renovar los vencimientos de las letras en dólares y dijo que el Banco Central hizo una movida inteligente al acortar un poco los plazos para que no sean después de las elecciones, «son a setenta días», dijo. «El escenario financiero viene bastante estable esperando el resultado de la nueva misión del Fondo Monetario, que en general todo el mundo descuenta que va a resultar favorable», aclaró Kohan.


En este mismo sentido, se mostró optimista con la posibilidad de que la oposición y el oficialismo se junten a dialogar sobre las medidas a tomar en un futuro en lo concerniente a la economía del país. «Del sector empresario se va a reclamar un acuerdo para bajar el gasto público», planteó. Luego, también realizó a hacer un balance de la gestión de Cambiemos.


«No hay ninguna duda que merece diez puntos en transparencia en las cuentas con las provincias, las estadísticas profesionales, haber recuperado el INDEC, merece diez puntos en cumplimiento con los acreedores», aclaró, mientras que, «en materia económica le tiramos aplazo en la reducción de la carga impositiva, en el sistema previsional, en el equilibrio fiscal».


Por su parte, el conductor de Cada Mañana, Marcelo Longobardi dijo, «La verdad es que las tasas impositivas, aun así, entre las tasas de impuestos, los impuestos que se cobran sobre los impuestos y la inflación aplicada a los impuestos son un delirio. La economía argentina con este nivel de impuestos y de costos es inviable».


El comentario anterior lo hizo a modo personal, ya que resaltó que inmediatamente después de cobrar su sueldo, la ciudad de Buenos Aires le cobra un adelanto de ingresos brutos. «Me molesta que la Ciudad de Buenos Aires tenga autoridad para meterse en mi cuenta. Pero arriba del impuesto que se debita de la cuenta pagás el impuesto al débito por el pago de impuestos», criticó el periodista.