«Los pacientes no pueden acceder a los medicamentos», aclaró Sajem

«Los pacientes no pueden acceder a los medicamentos», aclaró Sajem

A causa de la devaluación del peso argentino frente a la moneda más elegida por los pequeños ahorristas, el dólar, sumado a la pérdida del poder adquisitivo, lo cual afecta directamente a la economía de los ciudadanos, el sector farmacéutico se expresa con preocupación. Según el diario El Intransigente, Rubén Sajem, presidente del colegio de farmacéutico de la Ciudad, visitó el programa televisivo Minuto Uno para referirse a esta situación.

«Esta última suba agravó una situación que ya venía siendo preocupante, nosotros durante el último año veníamos advirtiendo que la gente no puede acceder a los medicamentos. Los aumentos de precios no están relacionados con el poder adquisitivo. La gente no puede acceder a los medicamentos y no puede dejar los tratamientos», advirtió.

Según el colegiado, mucha gente ha perdido su empleo y su cobertura de obra social. «Si no paga prepaga no tiene cobertura ahí también y deben pagar precio pleno del medicamento. Hubo mucha dispersión en los aumentos, hay gente que tiene que comprar medicamentos que han aumentado hasta un 600 por ciento, el 300 por ciento del que hablamos es un promedio», afirmó.

«Estamos enterados que algunas organizaciones de consumidores piden retraer el precio de los medicamentos, la información que han llevado es correcta. Ellos buscaron algunos ejemplos, pero todos son aumentos de más del 100 por ciento en el último año y eso es real. A nivel país, en el último año cerraron 500 farmacias, 40 en la Ciudad, no es común que las farmacias cierren, son comercios que perduran en el tiempo. También tenemos concentración del mercado, cadenas que compran farmacias chicas para cerrarlas», puntualizó.

Fue ahí cuando el directivo delató otra consecuencia de esta situación y que golpea puntualmente a los jubilados. «Nosotros percibimos en las farmacias que hay medicamentos de las recetas de PAMI que no se están comprando, 600.000 jubilados perdieron los medicamentos de sus tratamientos crónicos, jubilados que tienen una mínima y media y los dejaron sin sus medicamentos, esto reconocido por el PAMI. Aunque paguen la mitad del medicamento, a los jubilados les cuesta pagarlos», explicó.

«Lo que se ve en las farmacias no es lo que dice el Ministro de Salud, los remedios aumentaron 300 por ciento, a los jubilados no les aumentaron eso y el que tiene un haber y medio se quedó sin medicamentos, hablamos de $16.000. También dejaron sin medicamentos a los que tienen un auto de menos de 10 años o los que tienen una prepaga que en muchos casos las pagan sus hijos. Pero al jubilado, muchas veces les da vergüenza pedirle a a sus hijos para comprar remedios», insistió.

Finalmente, Sajem resaltó la importancia de las farmacias y aclaró que también forman parte del sistema productivo del país. «Los pacientes no pueden acceder a los medicamentos, las farmacias son PyME, establecimientos muy valiosos en todo el territorio argentino, esa red no hay interés de conservarla, nadie se ocupa de la economía de las farmacias. La gratuidad no puede ser a costa de la economía de las farmacias, pasó con Incluír Salud, pasaron seis meses y las farmacias sin cobrar esos medicamentos», cerró.