Conocé cuánto necesitó ganar una familia porteña para no ser pobre

Conocé cuánto necesitó ganar una familia porteña para no ser pobre

Una familia necesitó $28.330 para cubrir la Canasta Básica Total (que incluye alimentos, vestimenta, salud y educación) y no caer bajo la línea de pobreza en la Ciudad de Buenos Aires, durante marzo. Los datos los arrojó la Dirección General de Estadística y Censos de la Ciudad, que tiene en cuenta a una familia tipo (2 padres y 2 hijos), propietaria de una vivienda. Si a esto le sumamos que la familia alquila, los valores para no caer bajo la línea de pobreza son mayores.

Mientras tanto, para no caer bajo la línea de indigencia, es decir para poder cumplir con lo necesario para vivir, una familia necesitó ganar $14.019, es decir $467 por día, según arrojan los datos informados por El Intransigente.

En febrero, la misma familia tipo debió registrar ingresos por $26.858,38 para no ser pobre. Es decir que, en menos de 30 días, esa familia necesitó ganar 1.471 pesos más para no caer en la pobreza. El incremento de la canasta básica total fue del 5,5%. Por otra parte, una familia de jubilados (2 adultos mayores) debió ganar más de $14.239 para no caer en la pobreza.

Además, según arroja el mismo estudio, un joven de 25 años necesitó, al menos, de 12.806,81 pesos para no ser pobre. Si lo comparamos con marzo del año pasado, ese mismo joven necesitó 8.133,16 pesos para cubrir la Canasta Básica Total. Por lo tanto, hubo un aumento del 57,4 % de la línea de pobreza en los últimos doce meses, cifra similar a los números de la inflación en la Ciudad.

El organismo también publicó que la canasta se incrementó un 56 % en 12 meses e implicó que, entre marzo de 2018 y marzo de 2019, una familia tipo necesitó $10.248 más de ingresos para evitar caer en la pobreza. Es decir que, en marzo del año pasado, la canasta básica total se estimó en $18.082.

Por otro lado, el ente estadístico porteño indicó que la inflación en la Ciudad en marzo fue del 4 %, 0,7 % debajo del promedio nacional estimado en 4,7 % por el Indec. En los últimos 12 meses, la suba de los precios en Capital Federal asciende al 52,5 %.