El Médico que mató a un ladrón a tiros quedó absuelto

El Médico que mató a un ladrón a tiros quedó absuelto

Lino Villar Cataldo, el médico acusado de matar de cuatro tiros al ladrón Ricardo «Nunu» Krabler, en 2016, mientras intentaba robarle su auto, quedó absuelto de culpa y cargo. Así lo dispuso el jurado popular del Tribunal Oral Criminal Nº3 de San Martín, según informó El Intransigente.

Después de escuchar los alegatos de cada una de las partes, el médico se acomodó el saco, aclaró la garganta y se dispuso a dar un último discurso antes de escuchar el veredicto. «Pido disculpas por este momento en el que hay muerto», dijo Villar Cataldo, «pero a este muerto no lo busqué. Me parece increíble estar en esta circunstancia. Estoy destruido, mi familia está destruida. Sé que hay una persona muerta y me causa dolor, porque mi vocación siempre fue velar porque hubiera vida».

Este mensaje sorprendió a todos los oyentes, ya que lo hizo de manera opcional y no obligatoria. Ayer, el médico declaró como acusado, y en su discurso apeló a la emoción y relató sus orígenes humildes, luego de que una perito balística de la Policía Bonaerense desmintiera su histórico relato de que le había disparado a Krabler con su Bersa 9 mm desde el piso.

La perito fue apoyada en su relato por múltiples especialistas, y aseguró que el médico le disparó cuatro veces de pie, y las balas surcaron el cuerpo de Krabler «de arriba a abajo».

Cabe recordar que los pedidos de pena de la fiscalía, a cargo de la doctora Noemí Carrera y de la querella de Silvia Krabler, madre del ladrón muerto, fueron duros: exigieron que sea considerado culpable, la fiscalía por el delito de homicidio en exceso de legítima defensa, la querella directamente por homicidio simple agravado por el uso de arma.

Por otro lado, la defensa del médico, encabezada por el abogado Diego Szpigiel, pidió que sea absuelto, que fue lo que finalmente ocurrió. En su alegato, la fiscal Carreira aseguró que «el hecho ocurrió y no hay duda, es un homicidio, acá la discusión es si el autor es penalmente responsable. No fueron disparos para defenderse: fueron disparos al bulto. No corría peligro su vida. Villar dijo que Krabler le apuntó con el arma. Eso no fue así. El pistolón estaba debajo del cuerpo de la víctima», finalizó.