El Gobierno usó fondos de Anses para aplacar la corrida

El Gobierno usó fondos de Anses para aplacar la corrida

El Gobierno intervino con medidas extremas y apaleó los precios de los bonos con la ayuda de la Anses. Lo hizo cuando el dólar mayorista tocó el récord absoluto de $46,40 y el riesgo país superó los 1.000 puntos básicos. Mientras esto sucedía, Mauricio Macri seguía atento la evolución del mercado y mantenía comunicación con Hacienda y el Banco Central.

Por su parte, Guido Sandleris, titular del Central, subió las tasas de las Letras de Liquidez por encima de 70 por ciento. En cuanto Nicolás Dujovne, el ministro de Hacienda, le pidió al Banco Nación que vendiera dólares y a la Anses que con los dólares comprara títulos de la deuda porque la paridad ya había superado el techo psicológico de mil puntos.

La estrategia usada para bajar el impacto fue comenzar con las ventas de los exportadores en el rango de $46,20 a 46,40. A esto se le sumaron otros vendedores que se dieron por conformes con que el dólar estuviera en ese momento 3,50 % arriba del día anterior. Temían una reacción desesperada del Gobierno, como incumplir el trato con el FMI.

Además, algunos especulaban que pudieran conseguir una autorización especial que los hiciera salir al mercado a vender más dólares que los previstos. «El que toma ganancias no tiene pérdidas», dijo un operador. Y eso hicieron muchos de los que estaban comprados a futuro que se convirtieron en vendedores, relata Infobae.

Estas acciones, que fueron acompañadas por el Central, empujaron al dólar a un piso de $44,80. Pero el logro duró poco. A minutos del cierre rebotó a $45,16 lo que representó un aumento de $1,18 (+2,68 %). En dos días la divisa mayorista aumentó 6,43 %. En ese lapso mínimo, derrotó a cualquier tasa de interés y a los índices de inflación de los últimos meses.

Las operaciones bajaron a USD 783 millones contra USD 942 millones que se operaron el martes. En bancos y casas de cambio, el público pagó al dólar $1,11 más caro a $46,09 (+2,60 %). En el mercado informal con el «blue» subió 1,50 % a $45 con una demanda algo más floja sobre el final.

Riesgo país 

Otro de los índices que preocupaban la administración de Mauricio Macri era el riesgo país, entonces la Anses salió a comprar bonos de la deuda para mejorar la paridad. De esta manera, pudieron bajarlo 1,35 % a 958 puntos básicos. Una hora antes del cierre del mercado accionario, estaba en mil puntos.

La solución que encontraron fue tomar el Fondo de Garantía de Sustentabilidad. Esta práctica comenzó a acentuarse el martes pasado en la licitación de Letes en dólares, donde el organismo de los jubilados tuvo un rol protagónico para que no fracase la colocación de estos títulos que vencen el 29 de noviembre.

Leliq

En cuanto a la licitación de Letras de Liquidez (Leliq), colocó $183.383 millones a una tasa promedio de 71,03% anual que es 2,67 puntos más alta que la del día anterior y está próxima al récord de 735 con que nacieron en octubre. A pesar de esta tasa, el menor ritmo de renovación de los plazos fijos, hizo que el Central no pudiera cubrir los vencimientos.

El BCRA liberó para el viernes $36.000 millones. En la semana liberó casi $90 mil millones que aumentó el poder de compra de los que están dolarizando sus carteras. En cuanto a las reservas, bajaron USD 248 millones a 72.081 millones. En el exterior por la caída del euro y otras divisas, más el retroceso del oro, se perdieron USD 82 millones.