«Los sindicatos cercanos al kirchnerismo buscan generar caos»

«Los sindicatos cercanos al kirchnerismo buscan generar caos»

En medio del paro general de este martes 30 abril, con cese de actividades y movilizaciones en distintos puntos del país, el ministro de Transporte de la Nación, Guillermo Dietrich, se refirió a la medida de fuerza y aseguró que mediante estas acciones sectores cercanos al kirchnerismo «buscan generar caos».

Alejados de la CGT, que propone un paro para mañana, las dos CTA y el Frente Sindical por el Modelo Nacional (Fresimona) —la coalición de gremios que comandan Hugo Moyano (Camioneros), Ricardo Pignanelli (Smata) y Sergio Palazzo (La Bancaria)— proclamaron el paro para este martes.

Las réplicas del gobierno no tardaron en llegar, Dietrich fue uno de los que públicamente habló de la medida. «Muchos sindicatos cercanos al kirchnerismo buscan generar caos. Acá hay sindicatos que, mediante la violencia, busca que la gente adhiera», sostuvo en diálogo con Radio La red. Y agregó: «Los Moyano del mundo no tienen la capacidad de llegar a la gente para que adhieran a lo que ellos dicen».

En esta misma línea, el funcionario de Cambiemos consideró que el objetivo de las agrupaciones es además «impedir que la gente vaya a trabajar», y pese a eso señaló que los ciudadanos mostraron una intención de cumplir con sus obligaciones de todas formas. «Lo que vemos es que la gente quiere ir a trabajar igual», manifestó al respecto Dietrich.

Por otra parte, al ser consultado por las protestas y manifestaciones expresó que «las imágenes de estas personas incendiando una ciudad no ayudan en nada». En relación a la crisis económica y los reclamos de los sindicatos por una mejora en la situación social, señaló que «una cuestión son las dificultades de la economía y otro es cómo resolvemos esto”.

El impacto nacional

En Ciudad de Buenos Aires, habrá un acto central de los gremios que convocan a las 13hs en Plaza de Mayo y el gobierno reforzará puntos clave de la Ciudad para garantizar el transporte bajo la intención firme de licuar la huelga que tiene una fuerte adhesión de los trabajadores de subte, los bancos, los aeropuertos, en las escuelas y universidades públicas.

El Gobierno reaccionó de inmediato: el Secretario de Trabajo, Lucas Fernández Aparicio, dictó la conciliación obligatoria para un total de nueve gremios y cámaras empresarias en sindicatos vinculados al transporte, los estatales, el área de comunicaciones, la construcción y el campo.

A su vez, la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, armó un fuerte operativo de la Gendarmería, la Policía Federal y Prefectura para hoy a fin de evitar los cortes de calles o bloqueos a los accesos a la ciudad. Además, reforzará las terminales de las líneas metropolitanas de colectivos ante posibles nuevos siniestros como los que sufrieron ayer, donde grupos opositores a la UTA habrían quemado unidades.