La mirada de Spotorno sobre la inflación de abril

La mirada de Spotorno sobre la inflación de abril

La inflación de abril será de 4,1 %, según Fausto Spotorno, economista que dio su visión en la radio Milenium. También expresó que hay una posibilidad del crecimiento del consumo, pero cuando baje el índice de Precios al Consumidor (IPC). Según los análisis del economista las políticas que se llevan a cabo desde la presidencia están generando una recuperación lenta, pero mientras la inflación no baje demasiado, las mejoras tardarán en verse.


A su vez, el director del Centro de Estudios Económicos de Orlando Ferreres detalló que «No se puede mejorar el consumo con 4 por ciento de inflación mensual». Por otra parte, Spotorno dijo que «El primer trimestre estuvo estancado, tocó piso y no cayó más», en una mirada optimista ya que la Argentina muestra señales claras de crecimiento.


«La mejora va a venir en abril por el agro. El consumo va a ser lo último que se recupere en la economía», es decir que cuando esto pase, el país comenzará con un lento crecimiento. «En alimentos, la fuerte suba se dio en la última semana de marzo y en la primera de abril. En esas dos semanas la inflación fue del 3 por ciento, y en las últimas del mes pasado prácticamente no hubo inflación en alimentos», resaltó el economista.


La nueva política de los “Precios Esenciales” no tiene incidencia en la mejora de los parámetros de la economía, ya que los productos que están en el programa representan solo el 1,4 % de la canasta total. Por otro lado, destacó que podría haber una baja en el costo de vida en junio, ya que, según los estudios del centro económico, la desinflación podría mantenerse como en las últimas semanas.


En cuanto al dólar, Spotorno añadió que «como estaba, las empresas ponían la plata en dólares y eso hacía que tuviera una demanda adicional por la administración diaria del dinero, y si el dólar se mueve mucho, los argentinos nos vamos más al dólar». De esta forma, el economista explicó el pensamiento general de las personas que provocan la caída de la demanda del peso argentino.


«Con el dólar claramente, la economía de Argentina está fuertemente ligada a las subas de la divisa extranjera». Este fenómeno, según el economista, responde a la necesidad de mantener el valor del dinero, incluso para mantener operaciones de corto plazo. Ya que la inflación provoca la pérdida del poder adquisitivo del dinero, mermando las verdaderas funciones de este.


En este contexto, la crisis económica que atraviesa Argentina está disminuyendo el poder adquisitivo de los ciudadanos. A pesar del nuevo programa de Precios Esenciales, el bienestar de los argentinos todavía depende de la disminución de la inflación. Sportono explicó que cualquier política que fortalezca el consumo debe estar aparejada a una disminución de los índices inflacionarios.