Advierten que el «riesgo cambiario» seguirá hasta mediados del 2020

Advierten que el «riesgo cambiario» seguirá hasta mediados del 2020

«El riesgo cambiario persistirá hasta mediados de 2020 debido a la debilidad del peso y a la alta exposición de las compañías a deuda en dólares», dijo la calificadora internacional Moody’s este miércoles. Y además, afirmó que la recesión «incidirá en la calidad crediticia» de las compañías de la Argentina.


«El riesgo de liquidez general seguirá siendo alto hasta mediados o fines de 2020 para los 27 emisores corporativos no financieros, de infraestructura y de servicios públicos de Argentina calificados», detalló en un informe este organismo que asesora a diversos inversores del mundo, según informa el diario El Intransigente.


«El deterioro de las condiciones de negocios y la recesión probablemente incidirán en la calidad crediticia de las compañías», dijo Moody’s. A su vez, agregó en su investigación que «Las necesidades de refinanciamiento son moderadas para el período 2019-2020 para las compañías no financieras argentinas calificadas».


«En términos generales, la liquidez mejoró levemente en 2018, principalmente debido a que varios sectores anticipan menores necesidades de efectivo hasta mediados de 2020, aunque la cobertura de efectivo de deuda de corto plazo de los emisores se debilitó con el desplome del peso argentino en 2018», detalló la organización.


«Las difíciles condiciones de mercado a nivel local e internacional han impedido a las compañías acceder a los mercados financieros internacionales desde mediados de 2018», dijo Martina Gallardo Barreyro, vicepresidente de la calificadora internacional en un análisis de la realidad actual.


«Las compañías deberían poder refinanciar sus vencimientos de deuda hasta mediados o fines de 2020 y que es probable que sigan dependiendo en gran medida de refinanciamiento con deuda bancaria. El cambiante entorno regulatorio de Argentina, la incertidumbre política que afecta al país y las difíciles condiciones de negocios locales para los próximos 12 a 18 meses probablemente repercutirán en la calidad crediticia de las compañías», continuó la vicepresidente.


«Las empresas que dependen de ventas domésticas serán las más afectadas por la debilitada economía y las altas tasas de interés, en particular los productores de bienes de consumo durables y compañías constructoras de viviendas», dijo por último la calificadora internacional Moody’s.