El FMI se va encontrar «con una economía sin nada, en recesión y con altísima inflación»

El FMI se va encontrar «con una economía sin nada, en recesión y con altísima inflación»

«Es la cuarta o quinta visita del FMI a la Argentina evaluando la situación luego de 3 acuerdos diferentes con distintos tipos de dispensas del FMI. En esta situación, la mirada es sobre el cumplimiento de los objetivos», dijo Arnaldo Bocco, director del Departamento de Economía y del Observatorio de la Deuda Externa de la UMET.


El exdirector del Banco Central de la República Argentina se dedicó a realizar un estudio sobre el acuerdo del país con el Fondo Monetario Internacional (FMI). Este análisis tuvo inicio por la llegada de Roberto Cardarelli, encargado de enviar datos acerca de la actualidad de los objetivos prefijados por el ente internacional.


«Con una economía sin nada, una economía en recesión, con altísima inflación, con tasas de desempleo y pobreza en crecimiento, lo cual la hace menos capaz de absorber lo que el aparato productivo puede colocar en el mercado, por ende, hay caída de la actividad industrial», dijo el economista haciendo hincapié en el resultado del proceso económico guiado por el Gobierno.


«Hay dos temas que no se han cumplido. Por un lado, el déficit fiscal sigue siendo muy abultado, si bien se redujo el gasto público de manera drástica cortando servicios esenciales, ha caído la recaudación, entonces el grueso del déficit lo genera el pago de intereses de la deuda. Hay un núcleo duro de inestabilidad que produce la falta de un mensaje claro y el hecho de no haber concretado avances en el plano fiscal ni en el económico, ni en el social o el productivo», aclaró Bocco sobre las causas que llevaron a esta crisis.


«Hay un segundo hecho grave, y es el tema de inestabilidad cambiaria producida por lo fiscal y lo monetario. El Gobierno decidió tener expansión monetaria 0, ha subido la tasa de interés para que los pesos se vayan a plazos fijos, ha subido la tasa de Leliq, y eso genera, junto con los aumentos de tarifas y combustibles dolarizados, con los peajes y costos generales, una retroalimentación de la inflación, los trabajadores han perdido capacidad de compra, también en los que perciben AUH o jubilaciones», siguió argumentando en C5N.


«Tiene que ver con el cumplimiento de las metas hasta aquí, en qué corredor se va a mover el tipo de cambio de aquí en adelante, cómo va a usar los dólares para sostener el tipo de cambio que quiere el gobierno, el FMI viola su estatuto, usan fondos prestados para pagar deuda, pero el Gobierno lo estaría usando para sostener una corrida, vendiendo dólares más baratos», comentó acerca de la visita del enviado por el FMI.


«En la intimidad se puede discutir si van a desembolsar o no los 5.000 millones. Se está mirando la solvencia del equipo económico para sortear esta crisis en un momento donde nos acercamos a las PASO, una suba de la imagen negativa del presidente y una pelea electoral muy fuerte, un año bisagra porque hay vencimientos de deuda importantes. El FMI se pregunta si el acuerdo de pago de la deuda lo va a hacer con Macri o con otro gobierno», advirtió en vistas a las elecciones.


«Sirvió para postergar una situación muy crítica el año pasado, cuando Argentina se quedó sin financiamiento. El FMI construyó un puente hasta los vencimientos, pero el gobierno no superó la fragilidad de la economía. El FMI postergó situaciones críticas y el Gobierno no resolvió ninguna», admitió Bocco.