Las inundaciones en Chaco ponen en riesgo la cosecha de soja y algodón

Las inundaciones en Chaco ponen en riesgo la cosecha de soja y algodón

El caudal de agua generado por las fuertes tormentas en la provincia de Chaco. Esta situación puso en riesgo las actividades de producción predominantes en la región, soja y algodón. En este sentido, técnicos del INTA realizaron explicaciones sobre lo que sucede con estos cultivos en escenarios similares


Según el informe proporcionado por el Instituto de Clima y Agua del INTA Castelar, la región del Noreste argentino posee excesivas reservas de agua y las intensas precipitaciones registradas en las últimas semanas generaron anegamientos e inundaciones, según informa el diario El Intransigente.



«Las lluvias de enero produjeron anegamientos y encharcamientos de muchos lotes de soja, por lo que, en este primer momento, se debía estar atento a los síntomas en las plantas que nos pueden dar cuenta del estrés por exceso hídrico, como es el amarillamiento de las hojas y una disminución o eliminación total de los nódulos formados en esta primera etapa», dijo Gerardo Quintana, técnico del INTA Las Breñas, Chaco.


José Tarragó avisó que las inundaciones generan una disminución del crecimiento de la planta y el envejecimiento prematuro del cultivo. Esto termina influyendo en el rendimiento y en la calidad de la fibra. «Ya se puede observar una gran diferencia en el crecimiento de las plantas de zonas bajas con anegamientos temporarios superiores a los 7 días y plantas que crecieron en zonas altas sin anegamiento», comentó.


Según los registros del mes de marzo, las precipitaciones alcanzaron 258 milímetros de lluvia en la región del NEA. Estos datos significan un aumento de 132 mm del promedio en el mismo período del sector, lo cual generó una disminución del crecimiento y desarrollo de las mismas, de la misma manera sucede en las zonas bajas reportaron pérdidas.


«Si bien el impacto depende de la magnitud y la continuidad del evento climático, las pérdidas de rendimiento en algodón pueden ir entre el 10 y el 50 por ciento, ya que este cultivo no resiste falta de oxígeno en las raíces», dijo Tarragó. A su vez, el profesional agregó que, a pesar de este diagnóstico, hay posibilidades de que los cultivos se recuperen y compensen, en función de la fecha de siembra, la fertilidad y un manejo adecuado.



«Puede hacer una reducción en el rendimiento de las plántulas con una posible merma en el rendimiento», comentó Gerardo Quintana, técnico del INTA Las Breñas acerca de las plantaciones avanzadas por el caudal del agua. El especialista fue claro al decir que el grado de impacto dependerá de la continuidad y la duración del anegamiento de los lotes, al igual que el algodón.


Las pérdidas de algodón y soja dependerán del número de precipitaciones y al cuidado que tengan los productores agropecuarios. Por esto, especialistas del INTA llegaron a ayudar, con el fin de maximizar los esfuerzos para salvar la cosecha. Las intensas lluvias son una enorme amenaza para la producción de los cultivos más característicos del Chaco.