Martín Tetaz brindó su análisis sobre la actualidad económica

Martín Tetaz brindó su análisis sobre la actualidad económica

«El balance de la semana fue muy bueno, en un contexto externo desfavorable», dijo Martín Tetaz, economista e investigador, en un análisis realizado sobre la macroeconomía del país. En un contexto donde todas las personas se enfocan en la actividad del electorado, la Argentina sigue en la búsqueda por mejorar su materia pendiente, una estabilidad monetaria y política que permita cerrar el año siendo optimistas con lo que viene.

«Hubo buenos datos de inflación y cerró la semana con el anuncio del superávit fiscal de 10.864 millones en el primer cuatrimestre», comentó teniendo en cuenta la cifra de 3,4 % que significó la inflación en abril. De esta manera, se esperarían mejoras, ya que la caída del poder adquisitivo del dinero estaba estimada en un 4 %, es decir, que la noticia difundida por el INDEC detalló una agradable sorpresa.

«Por estas razones, el dólar, a contrapelo de Brasil se mantuvo prácticamente sin cambios, confirmando que la sensibilidad del tipo de cambio a la suerte de los mercados globales se ha hecho menor», aclaró. Este análisis es muy favorable a la situación de Argentina, ya que se volvió un poco más independiente de los acontecimientos, apreciaciones o depreciaciones de monedas, que se den en otras partes del mundo.

«El dólar, esta vez, contra todo pronóstico mostró estabilidad y poca volatilidad. Hasta ahora sigue siendo innecesaria una intervención activa del Central vendiendo divisas y, de hecho, cada vez con más dificultad, pero continuaron concomitantemente las bajas de tasas», detalló Tetaz. El estudio de la moneda norteamericana revela que mantuvo su precio y no sufrió grandes variaciones, lo cual permite que flote de manera independiente, sin dar trabajo al Banco Central.

Mirando de reojo el panorama político, el economista dijo que «cada semana de calma, es un triunfo de las autoridades, porque Hacienda continúa vendiendo sus 60 millones diarios y eso les da salida a 300 millones por semana, que en el contexto del año electoral buscarán dolarizarse», explicó los movimientos que realiza el ministerio de Hacienda, coordinado por Nicolás Dujovne.

«Los datos de inflación de abril difundidos por el Instituto Nacional De Estadísticas y Censos, sumados a los indicadores de alta frecuencia de las dos primeras semanas de mayo, empujan a la baja las expectativas de inflación, haciendo que las mismas tasas nominales, entreguen tasas reales mucho más altas», detalló considerando las variables más importantes de la macroeconomía.

De esta manera, «entramos en un período en que se endurece la política monetaria real, ayudando a pinchar al dólar y a la inflación. De persistir esta tendencia podríamos observar incluso más apreciación cambiaria real», finalizó Martín Tetaz, dando impresión de optimismo por que la economía se mantenga estable y que pueda propiciar un posterior crecimiento después de tanto tiempo.