Joaquín Solá opina con la actualidad política

Joaquín Solá opina con la actualidad política

Dentro de un contexto donde solo la fórmula de precandidatura perteneciente a Alberto Fernández y Cristina Fernández de Kirchner es la confirmada, el peronismo no muestra claros personajes para la competencia de las Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO) que se desarrollarán el 11 de agosto.

En este escenario, el periodista, Joaquín Morales Solá, brindó su mirada acerca de la opinión de distintas partes del electorado, en cuanto a las incertidumbres sobre cantidad de políticos involucrados y quiénes serían los mismos, que despiertan los comicios de las PASO. En este sentido, «había una pregunta que no se respondía, es si habría dos o tres fórmulas peronistas», aclaró el profesional en el programa PM, de La Nación TV.

«Una se conformó, Alberto Fernández- Cristina Fernández de Kirchner, la segunda es la de Roberto Lavagna y la tercera era de Alternativa Federal entre Sergio Massa y Juan Manuel Urtubey. Hoy se formaron estas últimas dos, es un fracaso de Juan Schiaretti. Son fórmulas que no es probable que existan. La disidencia de Lavagna con AF era metodológica, quería ser un candidato de consenso», dijo Solá.

«Ahora hoy aparece un Lavagna que tiene una disidencia de fondo con Schiaretti, los seis puntos que son muy coincidentes a los 10 puntos de Mauricio Macri. No se sabe qué pasará con Sergio Massa», explicó el periodista, el cual se basa en los dichos que detalla Urtubey sobre las políticas que se deberían cumplir para sacar a la Argentina de esta realidad económica adversa.


«La pregunta es dónde estará Sergio Massa. Lavagna se aleja de los dos polos, Pichetto dice lo mismo, Massa tiene un discurso ambiguo, dice que competirá dentro de Alternativa Federal, pero habla de una coalición de toda la oposición, donde incluye al kirchnerismo», destaca el periodista sobre las opiniones y pareceres que tiene cada miembro de AF, a pesar de que el discurso de Massa sea «confuso».

En la misma línea, dijo que el exintendente de Tigre «sueña con la idea de que CFK se baje como si lo hiciera a modo de escalera, espera que se baje para quedarse con los votos de ella. Si CFK hubiese querido seguir, ya la hubiese hecho», analizó Solá. «Yo creo que CFK no se bajó, solo entendió que Alberto Fernández accede a sectores del peronismo que no puede acceder, lo cual demuestra una aceptación de invulnerabilidad.

«Mientras la crisis del peronismo no se resuelva, el gobierno está en ventaja. Si el Gobierno no logra controlar la inflación y que el dólar esté saltando todos los días, será difícil, pero por ahora eso no ha pasado. La inflación tiene una tendencia a la baja», detalló. Mientras en los aspectos de mercado dijo que la aparición de Alberto Fernández es más tranquilizadora que CFK. Y Massa perdería una interna con CFK, es decir que a Massa no le quedan lugares para cosechar votos», finalizó.