Las pymes retroceden en un contexto desfavorable

Las pymes retroceden en un contexto desfavorable

La producción de la industria de las Pequeñas y Medianas (PYME) empresas tuvo un retroceso del 10,3 % en abril. Así lo detalló un informe de la Confederación Argentina de Medianas Empresas (CAME). Según demostró el ente, la actividad manufacturera no mostró ningún tipo de señal que indique recuperación.


En abril la actividad solo vio una mejora del 27,8 % en las industrias, es decir que, mediante una comparación con la capacidad instalada, bajó a un 57,5 %. En este sentido, sólo el 29,9 % de las empresas obtuvo ganancias en este período que brinda una mirada realista de los acontecimientos y de la actualidad económica por la que atraviesa el país.


En este contexto, las producciones de las pymes demostraron una caída de un 4,3 % cuando se realiza una analogía con marzo de este año, pero sin desestacionalizar. Estos datos fueron atribuidos a la Encuesta Mensual Industrial de CAME, donde se incluyen aproximadamente 300 firmas en la Argentina a las cuales representa. «El Índice de Producción Industrial Pyme (IPIP) se ubicó en 80,4 puntos y acumuló un declive de 8,5 % en el primer cuatrimestre del año contra el mismo periodo de 2018», informó el relevamiento.


Esta información se debe al nivel de consumo que existe en este momento en la sociedad, teniendo en cuenta el mercado interno sumado al externo, actualmente, «sin dinamismo». Asimismo, se desencadenan limitaciones en la posibilidad de recuperación del sector industrial. Por lo que los empresarios deciden accionar a la coyuntura, es decir, amoldarse a situación, mediante la reducción de costos y la contracción de sus negocios.


«En abril, puntualmente, muchas empresas aprovecharon a liquidar sus stocks, con descuentos en algunos casos importantes para obtener liquidez, ya que muchas de las ventas que realiza el empresario se remunera con cheques a plazos largos que por las tasas se evitan cambiar», detalló la Confederación liderada por Gerardo Díaz Beltrán, quien es presidente a su vez, de la Confederación Económica de Misiones (CEM).


«Por sectores, el descenso más profundo en la comparación anual se dio en, Calzado y marroquinería con un -24,6 %, donde la caída del consumo, que afecta la demanda de esos productos, se ve además reforzada por las desventajas que tiene el productor local para competir con el artículo importado», aclararon.


Sin embargo, no todos los índices son negativos, ya que la Confederación destacó un crecimiento del 2,1 % de manera anual en la categoría «papel, cartón, edición e impresión». Bajo este título se vieron señales de reducción teniendo en cuenta el plazo promedio de los cheques que se recibieron, aunque estos siguen representando los 60 días.