El transporte en un paro general

El transporte en un paro general

En un día donde la Argentina y el mundo ve el quinto paro general contra Macri en reclamo por el modelo económico y un pacto anti despidos, Guillermo Dietrich, ministro de Transporte de la nación dio su opinión sobre la movida sindical en el programa radial «Lanata sin filtro» en la cadena Mitre. «Este no es un paro de transporte, es un paro de la CGT en que está el transporte incluido» aclaró el ministro.

En ese momento, el conductor del espacio, Jorge Lanata recordó que desde el Gobierno de la nación «hubo intentos por desactivar la protesta, pero no lograron resultado», como si lo habían cumplido con el paro que fue convocado para el sábado 25 de mayo. «El paro es algo muy negativo. Lamentablemente el sector sindical tiene esta modalidad que impacta fuertemente a la economía argentina, que no le da libertad a la gente en muchos casos», haciendo alusión a esas personas que deben movilizarse para poder trabajar e ir a estudiar a distintos lugares del país.

«Cuando hay transporte la gente va a trabajar. Que haya menos gente trabajando no refleja nada respecto a lo que cierto sector del sindicalismo quiere decir que se refleja porque la gente no puede. Por el otro lado sigue habiendo y nos va a llevar tiempo desterrarlo, esta práctica de la patota sindical que aprieta a quien quiere trabajar», analizó Dietrich.

«Lo intentaron hacer con los supermercados. Hoy los supermercados están muy articulados en la comunicación con el Ministerio de Seguridad y no lo lograron. Hoy están abiertos todos los supermercados en el país. Patricia Bullrich (ministra de Seguridad) me comentó cómo valoran la libertad que tienen ahora que hay un Gobierno que actúa frente a la patota sindical», dijo intentando defender a las personas y pymes que se ven afectadas por el actuar de los síndicos.

Por otro lado, el ministro dio su mirada acerca de lo que ocurre con el transporte aéreo en el país en un día de «paro general». «Es extraño el accionar que tuvieron. A veces tienen un accionar extraño los sindicatos aéreos que hacen paro porque empiezan a volar las low cost», comentó frente a la amenaza que ven desde aerolíneas argentinas a la llamada «revolución de los aviones».

«Hoy vuelan muchas más compañías en Argentina. En el 2015 en Bariloche había tres compañías aéreas, ningún vuelo comercial a Brasil y en temporada de invierno la mayor cantidad de vuelos era 14 vuelos en un día. El año pasado fueron 35 vuelos en un día y este año 40 vuelos en un día con compañías volando a Brasil como Azul, Gol, LATAM y ocho o diez compañías bolando, dos nuevas como JetSmart y Norwegian», detalló.

«El año pasado Aerolíneas Argentinas perdió algo así como 200 millones de dólares. Hoy está volando Norwegian, Flybondi. En Intercargo que es la empresa que da los servicios de rampa y para que aterricen los aviones, en Aeroparque trabaja el 100% de la gente, en Ezeiza el 70% de la gente. Y se han atendido los vuelos de Norwgian, American, Aero México, Qatar y Alitalia. Un avión de Aerolíneas vuela un 30% menos que una empresa que vuela en Brasil, en Chile o en Perú. Cada avión tiene que volar más y ser más productivo», finalizó.